WATERPOLO | España jugará por el bronce

La selección española de waterpolo jugará la final de consolación de la LEN EUROPA CUP Pontevedra 2018  tras perder ayer ante Rusia (9-8).

LÍDERAS | 24 MARZO DE 2018

España cayó ante Rusia con honor, peleando el último balón (9-8) —palo de Maica que podía haber sido de cualquiera— y estando en el partido pese a los palos y los dos penaltis marrados por nuestras jugadoras. El público que llenó Rías do Sur agradeció el esfuerzo y se marchó, como las jugadoras, con un regusto amargo. 

Comenzó el partido ajustando las primeras marcas hasta que rompió el marcador a los dos minutos Prokofieva, de penalti. Pero como en esta vida todo tiene arreglo, y más con esta España, Bea Ortiz conectó un chut desde fuera que, tras un rebote, se coló en la meta de Kharnauk. Eran las tablas de un encuentro bastante complicado, porque Rusia estaba enseñando los dientes.

España había ganado a las rusas hace un mes en Siberia (7-9), pero aquella era otra guerra. Y bien que lo recordó Simanovich para poner el 1-2 a un minuto y medio del final del primer cuarto. Dificultades para las nuestras en ataque, que obligaron a Miki Oca a un ´time out a 1.12 para ver si podíamos igualar este primer periodo. Apurando, apurando, Bea Ortiz sacó otro latigazo por la izquierda que secó el arco ruso (2-2).

De palos y penaltis

Segundo periodo y misma intensidad entre ambos contendientes. Un penalti volvió a desequilibrar el partido gracias a un penalti anotado por una inspiradísima Bea Ortiz. Pero Prokofieva no quería quedarse atrás en esto del gol para volver a poner las tablas. Y además se puso en marcha el contragolpe ruso con una Ivanova que no perdonó ante la meta de Laura Ester. Por si fuera poco, los palos (3) fueron los mejores aliados de Rusia. Rizkhova nos castigó demasiado con un 5-3 que no respondía a lo visto en el campo. A un minuto del descanso, Clara Espar provocó el subidón del público gallego, pero otro contragolpe de Gorbunova volvió a poner 2 abajo (6-4).

Tras el descanso, la mala suerte quiso que los rebotes de palos fueran a Rusia, que a bocajarro obtenía un 7-4 que empezaba a ser peligroso. Judith Forca maquilló a dos goles de nuevo. Rusia llevaba el tempo del partido, pero nuestras guerreras acuáticas no estaban por la labor de dejarse caer. Si Bea apareció en la primera mtad, la segunda estaba siendo de Judith Forca (8-6 a 4 minutos). Y nos dio la razón un minuto después poniendo el 8-7. La grada vibraba con su equipo, consciente de la dificultad.

A España le costó dos minutos del último cuarto. Anni Espar colocó el empate (8-8). Y además Borisova estaba fuera por exclusiones. El escenario, mucho mejor que minutos atrás, pese a que Karimova nos daba otro disgusto (9-8). Y ya no se movería más el marcador. Penaltis marrados, rebotes que no entran, palos enemigos. No era el día en ataque. Maica la tuvo a 14 segundos pero el palo izquierdo de Karnauk nos mandaba a la final de consolación. 

Fuente: RFEN

 

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar