Teresa Arévalo, portavoz de Deporte del Congreso por Unidos Podemos: “Que nadie piense que se va a hacer una nueva Ley del  Deporte sin las deportistas”.

Entrevistamos a Teresa Arévalo, 38 años, la cara del deporte del Grupo Parlamentario Unidos Podemos en el Congreso. Con la futura Ley del Deporte en el horizonte, la diputada manchega apuesta por una mirada crítica hacia una legislación donde las mujeres en el deporte deben tener un capítulo propio.  

PALOMA ZANCAJO | 14 MARZO DE 2018

En la web de transparencia de la formación morada, la diputada se autodefine de esta manera: “Mi activismo político siempre ha tenido como objetivo luchar por una sociedad más justa y con oportunidades para todos. Para mí la política es el instrumento con el que hacer y pensar esa vida mejor para la ciudadanía”.  Y esta máxima la está llevando al ámbito del deporte. Y es que Teresa Arévalo se aleja del victimismo que muchas veces rodea al deporte femenino español  para reclamar igualdad desde la política.

Única mujer Portavoz de Deporte en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados, donde se va a elaborar y tramitar la nueva Ley del Deporte cuyo borrador está previsto conocer el próximo mes de junio, promete una mirada crítica hacia una legislación donde las mujeres en el deporte deben tener un capítulo propio.

Teresa Arévalo, portavoz de Deporte del Congreso por Unidos Podemos. Foto: Dani Gago

P.- ¿En qué punto se encuentra la tramitación de la nueva Ley del Deporte?

T.A.- Seguimos sin tener certeza de que vaya a haber una nueva Ley del Deporte, lo que sí es cierto es que a principios de año el Consejo Superior de Deportes mantuvo una reunión con todos los grupos políticos con representación en el Congreso y en el Senado para informarnos de las intenciones del Gobierno de presentar una nueva Ley en torno al mes de Junio. Es cierto que no se trata de una iniciativa propia del Gobierno, sino que responde a una moción presentada en el Senado a finales de 2017 en la que se solicitaba la creación de una subcomisión para elaborar la nueva Ley. Esta moción no prosperó en sus propios términos, pero se llegó al acuerdo de que se llevaran a cabo unas jornadas donde participaría el Gobierno a través de CSD y el resto de grupos políticos así como todos los sectores del deporte.  Del  resultado de estas jornadas  y  de los acuerdos que se alcanzasen, se elaboraría la Ley que el Gobierno presentaría en el mes de Junio.

P- ¿Por qué se está tardando tanto en elaborar esta Ley?

T.A.- La Ley vigente es del año 90, y  está obsoleta. Ha habido años para modificarla tanto con el Partido Popular como con el Partido Socialista en los sucesivos gobiernos, y lo cierto es que no se ha hecho por lo que no tenemos muy claro que realmente se vaya a hacer una nueva Ley sino que pensamos que simplemente se va a hacer una modificación o una simple reforma.

De hecho, en las reuniones que ya  hemos mantenido nos han informado de qué temas entrarían y cuáles no, por lo tanto vamos a ser partícipes de estas  jornadas,  pero vamos a hacerlo de una forma crítica. Queremos dejar muy claro que participar en estas jornadas no implica la adscripción de Unidos Podemos para apoyar esa Ley. Cuando tengamos el borrador sobre la mesa y veamos lo que hay, veremos si esta es la Ley que coincide con lo que quieren todos los sectores del deporte  y si no es así, tendremos que enmendarla.

“Nadie se ha cuestionado en España si las deportistas están cotizando a la Seguridad Social y porqué se está permitiendo esta discriminación”.

P.- En las reuniones que se están manteniendo en el CSD y el COE observamos poca presencia femenina… ¿dónde están las deportistas en este proceso? 

T-A.- En la Jornada que organizó el COE y que estuvo presidida por su presidente Alejandro Blanco,  además de los partidos políticos, solo estuvieron presentes las Federaciones Deportivas, y un representante de las asociaciones de deportistas, pero no hubo ninguna representación del deporte femenino. También es cierto que la única portavoz en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso soy yo, el resto son hombres.  En este sentido una de las líneas rojas que hemos planteado desde Unidos Podemos para la realización de estas jornadas es que vamos a decidir entre todos quienes tienen que ser los ponentes, y para nosotros no sólo tienen que estar las  Federaciones sino que hay que ir más allá… hay que contar también con las Asociaciones y en concreto con las de mujeres deportistas.

P.- Estamos tan solo a tres meses del mes de junio, ¿cuál es el itinerario  previsto hasta entonces?

T-A.- Aún no se han cerrado las fechas ni las ponencias para las jornadas de debate que se tienen que realizar en el Congreso y en Senado. Está previsto que éstas sean  abiertas y pueda asistir todo el mundo, pero nos falta consensuar los temas a tratar y quiénes van a formar parte de las mesas. Nosotras nos hemos comprometido a que las mujeres se tienen que sentar ahí, porque aunque consideramos que hay muchos temas que tocar en esta Ley, es fundamental que, de una vez por todas, se incluya un capítulo específico de deporte femenino  en la Ley del Deporte.

 P.- ¿En qué puntos se basa la propuesta de Unidos Podemos respecto a la nueva Ley del Deporte?

T.A.- Creemos que el deporte hoy en día no tiene nada que ver con el modelo deportivo de 1990. Para nosotros es fundamental incluir la igualdad en el deporte y para eso es necesario un capítulo específico de deporte femenino, pero no nos conformamos solo con eso, vamos a exigir también que los fondos públicos no lleguen solo a las Federaciones Deportivas , sino que las Asociaciones sean también destinatarias de esos fondos públicos del Consejo Superior de Deportes.

Queremos que se reconozcan las ligas profesionales femeninas, un anacronismo que la sociedad desconoce. Según la Ley del Deporte vigente solo puede haber una liga por modalidad deportiva y sexo. Esto es algo terrible.

También hay que hablar de los derechos laborales de las deportistas. No puede ser que el deporte sea un mundo aparte donde la excepción es que la mujer tenga un contrato laboral, y donde se están planteando todavía situaciones tan discriminatorias como las clausulas anti-embarazo. En definitiva, hay que acabar con la desprotección de las deportistas.

Por otro lado hay que definir el deporte, porque la Ley del 90 sólo regula el deporte federado.  Nosotros creemos que es fundamental para un país que el deporte sea reconocido como un derecho social por todos los beneficios que implica y porque favorece el desarrollo humano  de la ciudadanía. Esto es algo que hemos conseguido en la Ley del Deporte de Andalucía donde Unidos Podemos tuvo un importante papel al introducir una enmienda para que el deporte fuera considerado un derecho social donde se potencie no solo el deporte federado, sino el deporte base y el deporte popular.

En definitiva, la nueva Ley del Deporte tiene que cumplir con la Ley de Igualdad, y esa es una de nuestras líneas rojas. No se puede hacer nada sin contar con el deporte femenino.

“En la Comisión de Educación y Deporte me dicen que soy la cansina del deporte femenino, pero me da igual, yo voy a seguir luchado por ellas”.

P.- ¿Cuál es la posición del resto de grupos políticos respecto a la Ley?

T.A.- Todo el mundo está a favor de que hay que actualizar la Ley del Deporte, pero no tengo tan claro que quieran elaborar de verdad una nueva. Si lo pensamos, tanto Partido Popular como PSOE  han tenido la posibilidad de modificar esta Ley, y no lo han hecho en casi 30 años. Ante estos antecedentes nuestra confianza es limitada. Algo que se utiliza mucho y que yo no comparto es la idea de que el deporte no es política.  Las mujeres no están reconocidas del mismo modo en el deporte y eso es precisamente una cuestión política. Por eso yo sí creo que el deporte es política y por eso la Ley se hace en el Parlamento.

Por este motivo nosotras vamos a apoyar la iniciativa, y cuando haya un borrador, habrá que estudiarlo y revisarlo junto con todos los agentes del sector del deporte. Desde Unidos Podemos consideramos que nuestra función es la de ser mera correa de transmisión de la sociedad civil.

P.- ¿Se cumple la Ley de Igualdad en el Deporte?

T.A.- No. De hecho, se da la paradoja de que cuando el CSD publica cada año la resolución para dar las ayudas del Programa Mujer y Deporte, – que está limitado a las Federaciones Deportivas y no a las Asociaciones de Deportistas-, pone como condición que éstas cumplan con la Ley de Igualdad cuando el propio CSD, en organismos tan importantes como el Tribunal Administrativo  y la Comisión Directiva, no está cumpliéndola.

P.- Demoledor el informe del Tribunal de Cuentas sobre la Gestión de la Federaciones Deportivas ¿Qué opinas de este tema?

T.A.- El modelo del deporte federado es el imperante en el sistema actual. En principio hay predisposición por parte de un sector de las Federaciones a sentarse para ver cómo gestionar un nuevo sistema más transparente. En ese sentido,  la nueva Ley tiene que regular la democratización de las Federaciones ya que, aunque sean entidades privadas, se sustentan de fondos públicos y no podemos seguir permitiendo que se sigan produciendo desfases. Además éste no es la situación de todas las federaciones porque es cierto que hay  algunas que lo están pasando muy mal y no pueden dar cobertura a sus propios deportistas. Aun así no podemos seguir permitiendo que las Federaciones sigan funcionando como pozos sin fondo y que el dinero no llegue directamente a los y las deportistas.

“Tenemos que lograr que regrese a España todo el talento que ha emigrado y que está jugando competiciones internacionales porque necesitamos que la sociedad conozca a estas referentes”.

P.- De los PGE ¿Sabemos cuánto se destina a deporte y de esta partida cuánto a deporte femenino?

T.A.- No tenemos constancia porque las partidas  de los Presupuestos Generales del Estado no lo especifican. En relación a esto, nosotras hemos registrado preguntas al Gobierno para que nos respondan pero aún estamos esperando las respuestas.

P.- ¿Qué modelo de deporte propugna su grupo político?. ¿De lo privado a lo público, o viceversa?

T.A.- En Unidos Podemos creemos que el deporte tiene que ser público,  para todas y todos, y no solo potenciar el deporte femenino sino que además debemos potenciar el deporte inclusivo, el deporte adaptado y  el deporte escolar porque esa es la única manera de que arraigue en la sociedad. Nosotras creemos que el deporte es una herramienta para la transformación social y la igualdad. Por tanto, nosotras apostamos siempre por un deporte Público.

P.- En cuanto a las infraestructuras ¿tenemos suficientes y están bien gestionadas?

T.A.- Es cierto que las competencias en materia de infraestructuras dependen de la Comunidades Autónomas,  aunque las ayudan provienen del CSD. En Unidas Podemos pensamos que ya hay suficientes infraestructuras deportivas en España, pero es cierto que no se está haciendo una distribución justa del uso de las mismas. Una vez más apostamos por la igualdad en todo, y en el caso del uso de las infraestructuras también, y no solo en pro del deporte femenino, sino también del deporte base,  así como del deporte adaptado.

Igual sucede con el deporte inclusivo. Tenemos que potenciarlo y que niñas y niños, con y sin diversidad funcional, puedan entrenar y competir juntos.  Es más, el Ministerio de Educación y Deporte debería aumentar la carga horaria de la Educación Física en los centros escolares porque es fundamental que en edades tempranas, se potencie la actividad física que no solo sirve para mejorar la calidad de vida, sino que es una de las mejores herramientas para el aprendizaje de valores.  

P.- La visibilidad del deporte femenino en los medios de comunicación es también una asignatura pendiente ¿Qué podemos hacer desde la política para cambiarlo?

En esto nuestra apuesta es clara. Hay que obligar a los medios públicos a cumplir con el 50% de la cuota de pantalla para el deporte femenino. Porque si no conseguimos esa visibilidad, no habrá referentes, no habrá patrocinadores, y el deporte femenino seguirá siendo invisible.

A mí me da mucha rabia cuando dicen que ya se retrasmite deporte femenino. No han entendido nada, eso no es igualdad. Si a la semana se retransmiten  cinco partido masculinos, hay que retransmitir cinco femeninos. Si, o sí, eso es cumplir con la Ley de Igualdad.

A nosotras los gestos nos parecen importantes y los vamos a apoyar siempre, pero, para avanzar, queremos  realidades y hechos. Por eso, lo  que se ha hecho con la Quiniela que nos parece insuficiente. No estás promoviendo la igualdad cuando has decidido incluir un solo partido de fútbol  femenino en la Quiniela cada tres meses.

“Hay que obligar a los medios públicos a cumplir con el 50% de la cuota de pantalla para el deporte femenino”.

P.- En enero ha salido el Decreto Ley que regula el reparto de los derechos audiovisuales, y al deporte femenino le sigue llegando una mínima parte ¿No vulnera la Ley?

Claro que lo vulnera.  No puede ser que el deporte femenino se lleve las migajas en el reparto de los derechos de las retransmisiones así como de las Apuestas que es dinero público.  Ya lo he dicho antes, hay que regular por ley que el 50% sea para las deportistas y esa es la única manera de que impere la Ley de Igualdad.

Nosotras pensamos que todos estos temas deberían entrar en la nueva Ley del Deporte y que se deben ser debatidos con todos los agentes y colectivos que conforman el sistema deportivo español.

P.- ¿Cómo veis la llegada de empresas privadas como Iberdrola, Día, etc al deporte femenino?

T.A.- El deporte debe ser público porque es una herramienta de inclusión y de igualdad y debe estar apoyado por los poderes públicos y por lo tanto financiado públicamente, pero entendemos que en las circunstancias actuales este tipo de patrocinios han posibilitado cierta visibilidad para algunos deportes como el fútbol  o el baloncesto. Sin embargo cuestionamos el modelo porque no está repercutiendo en el colectivo de las deportistas, de la misma manera que está beneficiando a las propias empresas.  Y sobre todo no nos gusta porque éste modelo, según han publicado algunos medios, parece que está sirviendo para que a algunos se les abran “puertas giratorias”

P.- Para finalizar, ¿qué futuro espera al deporte femenino español?

T.A.- Al deporte femenino español  le espera el mismo futuro que al resto de las mujeres en este país. Yo estoy convencida que éste es nuestro momento, y que solo se van a poder hacer las cosas contando con nosotras. Que nadie piense que se va a hacer algún cambio en el deporte sin las deportistas. En los últimos años han sido las deportistas las que nos han puesto en el podio del deporte mundial, y esto les ha hecho empoderarse, denunciar su instrumentalización y comenzar a reivindicar sus derechos. Nosotras los tenemos claro, Nada sobre el deporte femenino sin el deporte femenino.

Deja un comentario