Sara García: “Vivir del motociclismo en España es realmente complicado”

Sara García ha pasado a la historia del Dakar al convertirse en la primera europea en finalizar el rally más duro del mundo en la categoría ‘Original’, sin asistencia.

Mª ELENA CALLEJA | 1 FEBRERO DE 2020

Sara García (31), piloto profesional e ingeniera mecánica lleva el mundo de las motos en su ADN; y es que su padre siempre ha estado vinculado al motociclismo, primero como piloto de motocross, enduro y bajas, y después como mecánico oficial en el Dakar. Así creció la zamorana Sara García, rodeada de referencias y referentes de las dos ruedas que la llevaron a los 15 años a empezar a practicar enduro, y un poco más tarde, a los 18, al motocross.

Sara García logró en 2017 su primer gran éxito deportivo al proclamarse campeona del mundo de Bajas , y en 2019 debutó en el Dakar, sueño del que despertaba en la cuarta etapa ya que tenía que abandonar debido a un fallo eléctrico en su moto.

Un año después lo ha vuelto a intentar y en esta edición con éxito tras cruzar la meta en el puesto 84 en la última etapa, ser el 86 de la general, y colarse además entre los 25 mejores de su categoría. Sara García ha sido una de las doce mujeres de un total de 571 participantes que han participado en este Rally Dakar 2020.

P.- Enhorabuena Sara por este gran Dakar en el que te has convertido en la primera europea en finalizarlo en esta modalidad sin asistencia. ¿Cómo resumirías esta gran aventura?.

R.- El Dakar no solo ha durado dos semanas, sino que ha sido una gran aventura de casi dos años y estoy muy feliz de poder haber conseguido el reto.

P.- Doce etapas, 7.500 kilómetros sobre una moto en condiciones extremas ¿Cómo ha sido tu preparación a nivel físico y mental para poder resistir?.

R.- Mi preparación mental ha sido básica. Hemos cambiado varios puntos sobre la preparación en cuanto al año pasado; gracias a la experiencia que tuvimos en el Dakar 2019 hemos podido enfocar mucho más nuestro entrenamiento y hacer algo más específico y que ha dado mejores resultados. Me he preparado con una psicóloga deportiva, Bea Escartín, que me ha dado todas las herramientas para poder afrontar la prueba, superarla con éxito y sobre todo disfrutarla. En cuanto a mi preparación física, la he derivado a los cracks de Powering offRoad. Ellos han diseñado un entrenamiento específico para cada momento de mi temporada. Creo que la combinación de ambos entrenamientos ha sido la idónea.

P.- Cuál ha sido el momento más duro que has vivido en este Dakar?.

R.- Sin duda cuando vivimos la noticia de la muerte de nuestro compañero Paulo Gonçalves.

P.- ¿Puedes contarnos qué implica no tener asistencia para un/una piloto?.

R.- No tener asistencia implica tener que hacer todo tú. Te levantas a las 4:00 de la mañana, te vistes con la ropa que guardas dentro de la tienda de campaña (la cual está helada), recoges la tienda de campaña, el colchón y el saco de dormir, vas a desayunar, te subes a la moto y ahí comienza la etapa. Una vez que finaliza la etapa, tienes que hacer el mantenimiento de tu moto, solventar los problemas mecánicos que hayan surgido durante la etapa, montar la tienda de campaña, hinchar el colchón, sacar el saco de dormir y entonces ya puedes cenar tranquila e ir a descansar.

P.- En este Dakar todo el foco mediático ha estado puesto en Carlos Sainz y Alonso. Como mujer y deportista en una modalidad tan masculina como el motociclismo, ¿qué opinas de la falta de visibilidad en los medios?.

R.- Creo que los medios podrían contar las historias de los demás pilotos amateur que corren el rally Dakar. Para el público sería muy interesante, ya que son historias de superación y supervivencia diarias.

P.- Eres campeona del mundo de bajas: ¿Circuitos exclusivamente femeninos, o una sola categoría en la que haya mujeres y hombres?.

P.- En el caso del mundial de bajas tenemos una clasificación solo femenina, pero también he ganado pruebas mixtas como el Vespa Raid.

P.- Misma moto, misma cilindrada, mismo circuito…si las hubiera, ¿qué diferencias hay entre una mujer y un hombre a la hora de competir?.

R.- En el caso del motociclismo, y más en mi modalidad, el punto débil de las mujeres es la fuerza. Mi moto pesa 160 kilos, y como podréis entender hace falta fuerza para levantarla en caso de caída o simplemente pilotarla. Una moto de esa cilindrada genera muchas inercias que hay que contrarrestar con tu fuerza.

P.- ¿Cómo es un día cualquiera en la vida de Sara García?.

R.- Una locura ¡Ja ja ja! Me levanto, voy a trabajar, utilizo mi hora de comer para entrenar, como en 15 minutos, vuelvo al trabajo y cuando salgo siempre se me ocurren más cosas para hacer.

P.- ¿Puedes vivir del motociclismo? ¿Qué diferencias económicas hay respecto a tus compañeros masculinos?.

R.- Vivir del motociclismo en España es realmente complicado. Normalmente realizar este deporte te cuesta dinero, tanto si eres hombre como si eres mujer.

P.- ¿Cuáles son tus próximos retos en este 2020?.

R.- Me gustaría poder realizar el mundial de bajas completo, pero han ampliado el campeonato de 4 a 7 carreras, lo cual va a necesitar una ampliación de presupuesto con el cual no cuento. Por tanto, trataremos de encontrar el presupuesto que nos falta para poder luchar por el título mundial.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar