El primer y último ‘clásico’ de la temporada

Buducnost contra Györ. Györ contra Buducnost. Considerado el clásico femenino por excelencia en el mundo del balonmano, este partidazo se jugará una sola vez esta temporada. Una única vez, y será hoy (15:15h) en el Papp László Sportaréna de Budapest, con un billete para la finalísima en juego. Casi nada.

NAGORE ODRIOZOLA, BUDAPEST | 6 DE MAYO, 2017 

Hasta tres veces se llegaron a enfrentar la temporada pasada de forma oficial. La última vez, precisamente, a las puertas de la final de la EHF Final4 de hace un año, donde el equipo montenegrino caía a manos del anfitrión por la mínima (20-21). Desde entonces no han vuelto a medir sus fuerzas y aunque una gran mayoría de expertos en la materia den por favorito al equipo de Györ, todo indica que será un choque de titanes con resultado impredecible.

La nueva incorporación de este año en la portería montenegrina, la internacional española Darly Zoqbi tiene claro que “se trata del Györ. Son las anfitrionas y tienen jugadoras de muchísima calidad en todos los puestos. No hay más que ver a Anita Görbicz, que es capaz de jugar a un nivel espectacular tanto de primera línea como de extremo. Y qué decir de las laterales, Amorim y Mørk, o de la pivote Broch, o de la central Groot… en definitiva, es un auténtico equipazo”. La guardameta, feliz por estar a punto de disputar su primera EHF Final4, espera que a Buducnost le salgan mejor las cosas que al conjunto húngaro. “Va a ser un partido de errores. A quien mejor le salgan las cosas es quien se llevará la victoria, porque al fin y al cabo nos conocemos todas tan bien entre nosotras que es complicado tratar de cambiar algo. Más que nada porque tampoco sabes lo que estará pensando tu rival, si cambiar también o no… es como un pulso, será un duelo en toda regla”. Además, su posición en el campo le permite comprobar de primera mano la dificultad añadida de estos choques: “Por mucho que analices a una jugadora, su lanzamiento, su forma de jugar… da lo mismo, porque son tan buenas que siempre son impredecibles”.

Al otro lado del campo, la nueva incorporación del club húngaro, Nora Mørk esperará impaciente a que suene el pitido inicial. “El día que se celebró el sorteo de la TIPPMIX EHF Final4 lo estuve viendo, pero no porque me importara el rival, sino porque me importaba jugar el primer partido del día. Tengo tantas ganas de empezar a jugar ya que no podría esperar a que terminara otro partido antes que el nuestro”. Su cara denota absoluta emoción y alegría por volver a vivir esta cita tan importante desde la pista. El fichaje de Mørk por parte del Györi Audi ETO este año ha sido, sin duda, uno de los traspasos más sonados y más aclamados. La noruega, que es una ganadora nata, llega al TIPPMIX EHF Final4 como máxima goleadora de su equipo (78 goles, 8ª en el TOP de goleadoras general) y a diferencia de su compañera ‘Nycke’ Groot, sí que siente algo de presión ante la idea de jugar ‘en casa’. La holandesa prefiere no recordar su último partido oficial sobre la pista del Papp László Sportaréna, aunque confiesa que le es “imposible olvidarlo”. La forma tan cruel de dejarse un título tan importante duele aún después de un año, es evidente por su rostro cuando habla de ello. Aún así, ella no cree que su equipo deba sentir ningún tipo de presión ya que “todos los equipos aquí presentes tienen las mismas posibilidades de llevarse el trofeo”.

Se le resiste el oro a Groot. Tanto con Holanda como con el Györ, no ha conseguido aún alzarse con el metal dorado, pero está convencida de que antes o después le llegará. “No me preocupa que aún se resista, no me puede el ansia ni siento ninguna presión para ganar algo. Simplemente creo y siento que está cerca y que si no es ahora, será la próxima. Llegará seguro”.

Todas coinciden en que ya es un verdadero logro llegar hasta la cita de Budapest y que lo que les queda realmente ahora es disfrutar. Pero lo cierto es que ninguna consigue esconder ese brillo en los ojos al hablar de una hipotética victoria. No lo quieren pensar, pero no lo pueden evitar soñar. Cristina Neagu, la estrella del Buducnost por excelencia, no esconde lo que supone de especial esta TIPPMIX EHF Final4 para ella. “Siendo mi última Final4 con ellas, sería el broche de oro para terminar mi etapa en Montenegro por todo lo alto. Sería perfecto, la verdad”. La mejor jugadora del mundo no acostumbra a dejarse ver entre tanta multitud a tan pocas horas de que empiece a jugarse algo tan importante. Ayer, en cambio, atendió a todos y cada uno de los presentes que la requerían, evidenciando de esta manera el altísimo grado de sensaciones mezcladas que rodean a un evento tan importante.

Todo un clásico para abrir boca, que seguro no dejará indiferente a nadie que asista a semejante espectáculo. La cita más esperada en lo que llevamos de año está a punto de comenzar.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar