Ona y Gemma, quintas en la final de Dúo Olímpico en Río

La natación sincronizada española no está pasando por su mejor momento. Ayer se materializó en la piscina de María Lenk de Río con el 5º puesto de Gemma Mengual y Ona Carbonell en el Dúo que no conquistaron a los jueces pero sí al público que asistió a su interpretación.

LÍDERAS I 17 AGOSTO DE 2016

Se acabó. Las lágrimas de Gemma Mengual eran el fiel reflejo de las emociones vividas en la María Lenk de Río. Más allá de ese quinto puesto en la modalidad olímpica de Dúo, nos quedamos con la interpretación de Ona y Gemma, el reconocimiento del público y el de otros países. Pero los números son los que son y nos dicen a las claras que Rusia es oro, China plata, Japón bronce y Ucrania cuarta. 

Salieron, las últimas, pero con todo. Sabiendo que la medalla estaba aún más lejos que el día anterior. Pero querían, más que competir incluso, emocionar. En circunstancias normales, era la última final olímpica de Gemma y había que pelearla hasta el último suspiro. Lo nadaron mejor que en la preliminar y mejor que nunca (94.133), pero no fue suficiente. Alcanzó para volver a aventajar en la rutina libre a las poderosas ucranianas Voloshyna y Ananasova (94.000), pero no para dar caza a Japón (94.933) por 8 décimas.

Por arriba, Rusia se mostraba inalcanzable (98.534) y se llevaba un oro -unido al 50% de la nota técnica- que estaba “cantado”. China se acercó bastante (97.000) pero sigue sin dar la sensación de poder con dos monstruos como Romashina e Ishchenko. Y Japón, novedoso, fresco y original, se cuela en un podio que le va a dar alas cara a sus Juegos de Tokyo 2020.

Ucrania se reveló en su fuerte, la rutina técnica, con Ananasova y Voloshyna, y sucumbió dos días de libre ante una España artística y flamenca que no pudo en técnica colocarse más cerca del bronce. Pero esto son los Juegos y Río ha dictado sentencia. Brasil, al igual que en su día Italia en Roma 2009, ha ovacionado a una Gemma Mengual consciente de que no van a poder ver a una artista tan talentosa en unos próximos JJOO, además acompañada por una de las mejores nadadoras del mundo como es Ona Carbonell

Acaba un ciclo olímpico complicado, como declaraba Ona a TVE, con cambio generacional incluido, pero ya hay que pensar en futuro. Hoy empieza un nuevo ciclo que acabará en Tokio 2020 así que no valen las lamentaciones. Toca trabajar y mucho para que la natación sincronizada española regrese al sitio que se merece, el podio.  

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar