Lydia Valentín y Carolina Marín, protagonistas de los Desayunos Deportivos de Europa Press

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha presentado los Desayunos Deportivos de Europa Press, donde las principales protagonistas han sido las olímpicas Lydia Valentín y Carolina Marín.

LÍDERAS | 4 ABRIL DE 2018

Lydia Valentín y Carolina Marín han sido las protagonistas esta mañana de los Desayunos Deportivos de Europa Press que ha presentado el presidente del Comité Español, Alejandro Blanco.

En su presentación Blanco ha señalado que “el deporte español está viviendo un milagro con deportistas de la talla de Carolina y Lydia, consiguiendo todo lo posible y lo imposible, creándose un hueco muy grande y convirtiéndose en leyendas del deporte mundial”.

“Nadie puede conseguir lo que ellas han conseguido. Son dos elegidas que representan lo mejor que puede dar el deporte. Empezaron con una visión de lo que querían ser y a partir de ahí, construyeron su meta. Como dicen en el deporte de donde vengo, sois dos samuráis del deporte”, ha afirmado el presidente en su discurso.

Blanco ha hablado del camino que han realizado para conseguir el éxito “gracias a la disciplina, la constancia y el esfuerzo. Representáis el ejemplo de la voluntad propia, la autodeterminación, la disciplina y el compromiso para conseguir la excelencia. Nos habéis enseñado a todos que lo único que se interpone entre los sueños y las ilusiones y la realidad, es la voluntad de intentar las cosas y la creencia de que todo es posible”.

Carolina Marín, Alejandro Blanco y Lydia Valentín. en los Desayunos Deportivos de Europa Press. Foto. COE

El presidente del COE no ha querido restar importancia a las dotes personales de cada una de ellas porque “son competidoras y son ganadoras y están dispuestas a darlo todo. Siempre quieren ganar. Se han preparado y han esperado. En el caso de Lydia, ha esperado demasiado tiempo para conseguir todo lo que le habían quitado. Son palabras mayores. En el caso de Carolina igual. No han ganado la primera vez que compitieron, pero sabían que tenían que hace para ganar y gracias a sus sueños, con el apoyo de su familia, sus compañeros y el equipo de trabajo que tienen detrás, hacen posible que ellas puedan lograrlo”.

Alejandro Blanco ha tenido palabras de alabanza para Matías Fernández, entrenador de Lydia y para Fernando Rivas, entrenador de Carolina. Sobre ellos, el presidente del COE, ha querido recalcar que “son las cabezas visibles de un éxito imparable. Os admiro a los dos por vuestras dotes técnicas y por llevar la carrera de dos deportistas tan grandes como ellas”.

Por su parte Carolina Marín ha admitido que “siempre he sido muy competitiva, y eso es lo que me ha hecho conseguir lo que he conseguido”,  cuyo lema es “puedo porque pienso que puedo”.

La que fuera oro olímpico en Río 2016 manifestó que “conseguir una medalla cuesta mucho sacrificio, esfuerzo y dedicación” y que, “afortunadamente”, en España ha sido reconocida por sus logros, de lo cual se siente “orgullosa”. “Todo esfuerzo merece la pena porque tiene su recompensa”, ha añadido en el acto convocado por Europa Press.

También ha hecho alusión a lo necesario que es “apoyar a la mujer” para que las próximas generaciones de deportistas “tengan referentes femeninos, como Lydia”.

Lydia Valentín. Foto: COE

Lydia Valentín ha explicado que “no concibo el deporte de otra manera, lo otro es ‘show’, mentir al espectador y a todo el mundo. No, no se puede. Además, las dopadas son gente rara, solo hay que verlas en el podio. Yo me vuelvo loca cuando gano una medalla, ellas ni se inmutan. Duermo tranquila porque sé que nadie va a venir a mi casa diciéndome que he dado positivo y que tengo que devolver la medalla”.

Preguntada por su éxito, Lydia ha dicho “son muchos años de dedicación y ahora hemos tenido la recompensa. El secreto es trabajar, trabajar, trabajar y trabajar. Siempre ha sido así”. En cualquier caso, no ha olvidado que “cumplir sus “sueños le ha “costado 20 años de trabajo y renuncias”. “Lo tienes que tener muy claro, ir a muerte pase lo que pase. Cuesta muchísimo porque estás renunciando a todo. Vives a 400 kilómetros de tu familia y son muchas cosas más, haría una lista indeterminada. Pero ha merecido la pena tanto esfuerzo”, ha resumido.

Deja un comentario