Lucia Guisado: “Podemos llegar a brillar a la altura que creo que nos merecemos”

Entrevistamos a Lucía Guisado, la seleccionadora española de gimnasia artística que analiza el presente y el futuro del equipo español femenino tras los grandes resultados de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona 2018.

CARLOS BELTRÁN | 29 JUNIO DE 2018

Carlos Beltrán

Lucia Guisado, la seleccionadora de la gimnasia artística femenina española, recién llegada de Tarragona2018, unos Juegos del Mediterráneo en los que la selección española ha tenido una gran actuación. Llega con la maleta llena de experiencias y con opiniones bien formadas sobre el trabajo que hay que hacer para que nuestra gimnasia regrese a los puestos de privilegio en el concierto internacional.

 

P.- Lucía ¿Con qué te quedas de los JJMM, de recuerdo o de provecho?
R.- De provecho, la medalla de Paula (Raya) en paralelas, porque no estaba previsto que estuviese en el equipo, ni siquiera que fuese a los juegos, y una lesión de última hora de Laura Bechdejú le dio la plaza. 

P.- Y Paula se ha salido. Inesperado pero no tanto, ¿verdad?
R.- A mí no me sorprende porque Paula es especialista en paralelas. Pero claro, pasar de no estar en el equipo a estar en el equipo, y una vez ahí, cuando Nora (Fernández) se hace daño, el primer día, y el segundo día no podía salir, tener que asumir el papel de Nora, haciendo barra y suelo, que no son sus especialidades y arrastrando un trastorno en un talón que no terminábamos de saber qué tenía, y por fin recuperarse y a renglón seguido hacer un papel tan bueno, es fantástico. Evidentemente Paula está sacando rendimiento de todo su trabajo diario.

P.- ¿Y Nora cómo está?
R.- Era simplemente una contusión, porque cayó con los talones. No es nada, pero es una cosa muy molesta, sobre todo cuando te toca hacer barra, porque vas descalza, por una superficie dura y es molesto El problema podría surgir si ella, por miedo a hacerse más daño, pisara con el pie mal y se hiciese algo de mayor importancia.

P.- ¿Y lo de Ana Pérez? Vaya recuperación asombrosa.
R.- Ana es una máquina, terminó el mundial con molestias en una mano y terminó en el quirófano en el mes de febrero. Hemos visto que la evolución era buena y que su cabeza quería, yo pensaba que su prioridad no debían ser los Juegos del Mediterráneo, pero ella nos dijo que su prioridad era competir, y bueno, decidimos hacer un control y valorarlo. Y superó el control con las mejores notas en los cuatro aparatos. Evidentemente la aportación de Ana es muy grande, es una gran gimnasta y ya lo ha demostrado.

P.- Suele tener muy buenas clasificaciones y luego las finales no tan buenas.
R.- Creo que se auto-presiona pensando que tienen que hacerlo mejor. Y no es eso, tiene que demostrar que es capaz de hacerlo igual, y cuando lo hace así no tiene dudas. Eso, poco a poco, se va aprendiendo, y ella va en el camino.

P.- También para estos detalles sirven este tipo de competiciones
R.- Exacto, como un paso de formación. También para mí, para evaluar estrategias de cara a Europeo y Mundiales. Los juegos olímpicos se hacen ahora, no se hacen en el verano de 2020, se hacen el año que viene y hay que ir viendo las mejores fórmulas.

P.- ¿Helena Bonilla?
R.- Es una gimnasta de cuatro aparatos. Una campeona en 2016, que en 2017 tuvo un problema gordo con una rotura de cruzados, un año y medio sin competir, y ella estaba en el proceso de saber si podía o no ser una gimnasta de elite. Yo creo que ha demostrado que sí, sin duda, sí.

Helena Bonilla Foto COE

P.- ¿Y Cintia?
R.- Me quito el sombrero. Es veterana, se conoce muy bien a sí mismas, tiene los ejercicios muy dominados, ha hecho un esfuerzo para hacer el salto de potro con pirueta con más valor y no ha entrado en el All-Around precisamente por la intención de probar diferentes fórmulas para sacar mayor partido a sus actuaciones para aportar más al equipo en el Campeonato del Mundo. Es para quitarse el sombrero porque sabe muy bien cómo estar en la pista, y si su actuación en la competición de equipos fue buena, la de ayer de la final fue fantástica. Tengo un grupo de gimnastas muy bueno. Un grupo humano muy bueno.

 

 

P.- ¿Este es el núcleo del grupo que estará en 2020 en el top 12?
R.- Este es el núcleo, estas son las que llevan, aparte de Helena, la experiencia de estar en el ciclo anterior y eso aporta mucho, eso a Ana le dio un enriquecimiento tremendo y a Cintia también y las demás lo están adquiriendo poco a poco. Y además hay gente joven como Laura Bechdejú que están llegando con mucha fuerza.

P.- ¿Y Claudia Colom?
R.- En este momento está lesionada, pero jamás descartaré a Claudia, salvo que me digan que no puede, porque para mí es una gimnasta fantástica, ya lo he dicho muchas veces, este grupo es el núcleo de un equipo que puede conseguir lo que tanto queremos.

P.- Hace un par de años hablabas de dar ese salto para estar en esa élite de top 15 top 12 y eso está ¿no?
R.- Yo creo que sí, estamos demostrándolo en distintas competiciones de Copas del Mundo, que cada una tiene su especialidad y poco a poco se van juntando unas con otras y podemos llegar a conseguir brillar a la altura que creo que nos merecemos.

P.- Hemos visto en estos Juegos del Mediterráneo que el nivel general sigue en progreso.
R.- Lo que se está viendo es que cualquier país puede subir. He visto a Egipto con unas condiciones tremendas, por ejemplo. Me consta que hay gimnastas de Egipto que están haciendo su vida en Holanda, y claro, esto hace que cualquier país tenga opciones de mejora, todas las fronteras están abiertas, Hungría también, por ejemplo, muchas residen en EEUU, así que su gimnasia es norteamericana y la élite está allí…

P.- ¿Crees que fuera hay una sensación de que la gimnasia artística española tiene una personalidad definida?
R.- Yo creo que estamos retomando esa personalidad, creo que están empezando a volver a vernos, hubo un tiempo que no se nos veía. Se nos vio, lucimos, conseguimos medallas en campeonatos de Europa, en campeonatos del Mundo, desde Eva Rueda hasta Atenas, pero luego desaparecimos y no nos veían, no nos invitaban a competiciones, prácticamente éramos inexistentes y ahora ya no, vuelven a invitar a España a Copas del Mundo de All-Around, ya empezó Roxana (Popa) con ello y esa posición la ha retomado Ana, ya vamos teniendo luz otra vez y poco a poco esa luz empezará a ser más grande si trabajamos en unir nuestras fuerzas, tanto quienes estamos en el CAR de Madrid como quienes están en Barcelona, en Mallorca, si hacemos bloque común este barco va para adelante, si cada cual lleva el remo para un lado evidentemente no.

P.- De esto quería hablar también ¿crees que en este momento hay suficiente coordinación entre las instituciones?
R.- Mira, creo que la fórmula es la correcta. Hay un grupo de gimnasta en el paraguas del CAR de Madrid, un grupo en el Centro de Tecnificación de Baleares y un grupo en el CAR de Barcelona, y muchos clubes, porque a los de Cataluña les han dotado, tienen una infraestructura parecida a la de los CAR, y lo más importante, mucha gente trabajando muy bien. Y de hecho en la última selección junior que ha ido a la Gimnasiada las gimnastas eran de diferentes ámbitos, así que se va abriendo el abanico, y eso es fantástico. Sube el nivel general, y eso es mucho mejor para poder elegir para cada momento y competición a las más adecuadas. Yo creo que todo esto está funcionando, aunque como en todo en la vida tiene quien lo valora muy positivamente y quien lo critica.

El equipo español de artística a punto de colgarse la medalla de bronce en Tarragona 2018. Foto: COE

P.- ¿Próximos retos?
R.- El Europeo, que es clasificatorio para los Juegos Europeos, ahí el objetivo es ser diploma por equipos, porque es de clasificación de equipos y por aparatos. Sería importante ganar esa plaza de 8 primeros, y luego hemos visto que Cintia puede estar en una final de suelo y con las demás gimnastas, tratar de entrar en todas las finales posibles.

P.- Dices que los Juegos Olímpicos se hacen el año que viene…

R.- Claro, porque luego tenemos el Mundial, a finales de octubre y ahí el objetivo es dar ese paso adelante, intentar meter el pie y entrar en esas 12 plazas soñadas, y luego poder limar y mejorar. Sin perder de vista que hay muchos países en condiciones similares a las nuestras, con muchas ganas de no bajar de donde están y nadie nos lo va a poner fácil, pero nosotras tampoco vamos a ponérselo fácil a nadie, desde luego.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar