Los éxitos de Carolina Marín atraen patrocinadores al bádminton

Gracias a los éxitos de Carolina Marín la situación económica del bádminton femenino en nuestro país ha empezado a cambiar. La onubense será el rostro de la marca de aceites Carbonell en Asia, un patrocinio del que también se beneficiarán la Federación Española de Bádminton y el deporte de base.

 

LIDERAS I 9 DE ABRIL DE 2015

Carolina Marín va camino de convertirse en una de los grandes referentes del deporte español, después de ganar el mundial y el europeo de bádminton en las próximas semanas tiene al alcance de la mano llegar a ser la número uno del ranking mundial. Sus éxitos deportivos atraen nuevos patrocinadores que mejoran la situación económica de este deporte en conjunto.

Este miércoles la Federación Española de Bádminton, Carolina Marín y Carbonell han firmado un contrato a tres bandas, por el cual la empresa de aceites se compromete a pagar un total de 500.000 euros durante los próximos tres años por el uso de la imagen de Carolina Marín en aquellos campeonatos en los que la cesión de derechos sea posible.

Aunque los «términos del contrato están sujetos a confidencialidad», según reveló Jaime Carbó, consejero delegado de Deoleo, propietaria de la marca Carbonell, por deseo de la actual campeona de Europa y del mundo, parte de este dinero se invertirá en el bádminton de base.

A través de la figura de Carolina Marín, que en su camiseta lucirá el logotipo de la marca, Carbonell desea crecer y consolidarse en los países asiáticos, donde la onubense es reconocida por el público. «El bádminton es un deporte de masas en los países asiáticos», comentó la campeona del All England y del Abierto de Malasia.

carbonell_large

«Para mí es un honor y una responsabilidad contribuir a la expansión de un producto tan español como el aceite de oliva. Me habría gustado poder ondear la marca en los últimos torneos, que han tenido tanta repercusión internacional», señaló.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, se congratuló de que una empresa agroalimentaria «haya asumido el patrocinio de un deporte poco conocido hasta la fecha pero con gran tradición en mercados emergentes, como es el asiático, donde el bádminton está muy extendido».

 «El polimonio Carolina-España-Bádminton», apuntó Carbó, «no solo cuadra sino que además triunfa». «Parece que los éxitos de Carolina Marín ocurren por casualidad pero hay una persona muy especial detrás de estos fenómenos y un equipo detrás. Ese es su mérito y el de su federación», comentó.

 Por su parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, recalcó que su misión «es mostrar, enseñar y vender» el «filón inagotable» de deportistas y técnicos que cada día entrenan y trabajan en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y agradeció a Carbonell su apuesta por el bádminton.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar