Lidia Valentín, plata en Pekin ocho años después

La Federación Internacional de Halterofilia confirmó ayer, a través de un comunicado oficial, 15 nuevos casos de dopaje que le darían a la haltera española Lidia Valentín, la medalla de plata en los Juegos de Pekín 2008. Sería su tercera medalla tras la de bronce de Río y la pendiente de confirmación de oro en Londres 2012.

Tiene razón Lidia Valentín al afirmar que le han robado muchos momentos tanto a ella como a la halterofilia española. Y es que sin las medallas de Pekín y Londres, la deportista y su federación, no han contado con los medios y recursos suficientes para entrenar en las mejores condiciones. Una medalla, lo cambia todo, no solo por el reconocimiento público, sino también por las derivadas de índole económico que conllevan tanto para la deportista como para su Federación.

La halterofilia española cuenta con alrededor de 2.200 licencias de las cuales solo 461 corresponden a mujeres, y Lidia Valentín ha sido la primera entre todos en conseguir una medalla en unos Juegos Olímpicos… para reflexionar. ¿Qué hubiera sido de este deporte si Lidia hubiera subido al podio en Pekin 2008 a por su plata, y en Londres 2012 a por su oro?. 

La realidad es que Lidia Valentín es la acreedora de dos nuevas medallas, que hay que sumar a la obtenida recientemente en Río 2016.  Todas ellas ganadas sin trampas, con su trabajo y esfuerzo diario a pesar de los escasos medios con los que cuenta.  La Federación Internacional de Halterofilia dio a conocer el pasado mes de julio, 11 casos de dopaje durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, entre los que figuraban los de la rusa Natalya Zabolotnaya y la bielorrusa Iryna Kulesha que fueron descalificadas inmediatamente. Lidia, que ocupó la cuarta plaza recibiría el oro olímpico en la categoría de 75 kilos.

En Pekín 2008, Valentín fue quinta en la misma categoría por lo que tras los positivos por dopaje conocidos ayer, sería medalla de plata merced a tras descalificaciones de Lei Cao, Iryna Kulesha, y Nadezhda Evstiukhina, bronce y cuyo positivo se desveló el pasado mes de junio. 

De momento habrá que esperar a que el Comité Olímpico Internacional lo confirme oficialmente una vez se cumpla el periodo de reclamación por parte de los deportistas. Una vez que este periodo concluya, la medallista olímpica ha anunciado que dará junto a la Federación los pasos oportunos para que se restituya lo que es suyo y de su deporte.  Es de justicia, Lidia.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar