FÚTBOL | La RFEF discrimina a la selección femenina

El periodista David Menayo denuncia hoy en el diario Marca que la victoria del pasado sábado de la selección española sobre Holanda podría no contar para el ránking FIFA debido a que no tendría carácter de amistoso sino de entrenamiento.

LÍDERAS | 22 ENERO DE 2018

Convendría recordar a la Real Federación Española de Fútbol que la igualdad en el fútbol español no solo debe serlo, sino parecerlo. Y es que a veces son los pequeños detalles los que marcan las diferencias. Según informa el periodista David Menayo en su artículo de Marca «la normativa FIFA dice que para que un partido sea catalogado como amistoso debe cumplir una serie de requisitos: que esté reconocido como partido internacional por el máximo organismo futbolístico; que esté arbitrado por árbitros internacionales; que los mismos sean de un país neutro o de ámbito local si ambos equipos están de acuerdo, y que se realicen un máximo de seis cambios por selección».

«Además, prosigue Menayola Federación que organiza el partido debe pagar un canon para que el partido sea considerado como amistoso y en este caso no se ha llevado a efecto»

El caso es que desde los medios oficiales de la  RFEF nos «han vendido la moto» de tratarse de gran un partido, y una mejor victoria, y la realidad es que se ha tratado de un partido que no tiene validez a nivel FIFA. ¿Por qué la RFEF no ha tratado este partido como un amistoso? ¿Se trata de un problema económico al no pagar el canon correspondiente a la FIFA? ¿Saben las jugadoras que este partido no computaría en sus estadísticas oficiales? ¿Y que no cobrarían la prima de 150 euros por la disputa de un partido oficial?. Demasiadas preguntas sin una respuesta oficial por parte de la RFEF.

Como narra Menayo, el disparate llegó hasta el punto que «la delegada del combinado nacional, incluso, llegó a pedir a los responsables del complejo deportivo Pinatar Arena que no sonaran los himnos en los prolegómenos para alejarse de lo oficial que pudiera parecer el encuentro, a lo que estos se negaron por respeto al rival». Afortunadamente estos sonaron gracias a la sensatez de estos responsables, pero el escenario que nos muestra David Menayo es surrealista. ¿Os imagináis un partido de la absoluta masculina bajo estas mismas premisas?. 

La selección femenina española y el fútbol femenino español está ante un año clave para su futuro, con la clasificación para el Mundial de Francia en el punto de mira. Sin embargo a la RFEF demuestra, una vez más, no parece importarle su devenir. La igualdad también está en los detalles, en los pequeños y en los de bulto,  y esta ha sido una nueva «pifia» del máximo organismo del fútbol español. Veremos si la absoluta masculina, que este año también tiene Mundial, es tratada de la misma manera que la femenina. Veremos cuántos partidos de preparación «oficiosos» juega. Mucho tiene que cambiar en la RFEF, y no solo el presidente. Mientras esto no ocurra el fútbol femenino español, no despegará.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar