Jovanka Radičević: “Repetir un éxito es más complicado que culminarlo por primera vez”

Exactamente dentro de una semana se cumplirán 5 años de la primera y única coronación europea en la historia de Montenegro. 5 años de aquella batalla épica que tuvo lugar en el Kombank Arena de Belgrado. Era la final del Campeonato de Europa de Serbia y junto a las balcánicas, fueron las noruegas quienes reeditaron la final olímpica de unos meses atrás. Pero, esta vez, el desenlace fue distinto. Jovanka Radičević (31, Podgorica) era precisamente quien marcaba en el último suspiro el 31-34 definitivo, que daba paso al estallido de felicidad de las montenegrinas.

NAGORE ODRIOZOLA | ALEMANIA, 9 DICIEMBRE DE 2017

Tal día como hoy, hace cinco años, una Montenegro imparable comenzaba su andadura en la Main Round del Campeonato de Europa de Serbia. Y lo hacía imponiéndose nada menos que a la Hungría de Anita Görbicz por 26-28. En aquel encuentro Jovanka Radičević anotó 9 goles y fue la máxima goleadora de una selección que aún no conocía la derrota en lo que llevaban de competición. Los únicos dos puntos que Montenegro se dejó por el camino en aquel Europeo fueron los dos arrebatados por Alemania en la misma Main Round. Ni uno más. Ni uno sólo más en los otros siete partidos que llegaron a disputar.

“El poder que teníamos entonces era algo que prácticamente nadie podía parar. Recuerdo aquel campeonato con muchísimo orgullo, por todo lo que hicimos y conseguimos pero, sobre todo, por el significado que dábamos a la palabra ‘equipo’ en cada momento”, recuerda Radičević, quien después iba a ser elegida como ‘Mejor Extremo Derecho’ del All-Star Team. Montenegro venía de haber jugado una final olímpica cinco meses atrás en Londres, la primera en su historia, ante la entonces vigente campeona Noruega y, precisamente, de nuevo ante ellas se volvía a presentar la oportunidad de escribir una hoja en la historia del balonmano. ¿Conseguirían las balcánicas vengarse de las nórdicas por haberles arrebatado el oro olímpico? ¿Destronarían a quien venía siendo la campeona continental los últimos cuatro años seguidos?

Jovanka Radicevic, Mundial 2015 | Foto: BETA-AP

Lo cierto es que, a pesar del ‘casi pleno’ de victorias que llevaban consigo, no fue tarea sencilla conseguir volver a estar en una ‘finalísima’ como aquella. Lo que entonces parecía la historia perfecta, la de los dos gigantes que se vuelven a encontrar para ofrecer al mundo un segundo asalto, dos días antes a punto estuvo de tornarse en otra completamente distinta. La anfitriona Serbia quedaba segunda de grupo en la Main Round y por tanto se clasificaba para disputar las semifinales de su propio campeonato con el país vecino. Para ellas también parecía ser la historia perfecta. Serbia y Montenegro medían sus fuerzas precisamente por última vez aquel 15 de diciembre de 2012. Mañana, y después de cinco años, volverán a hacerlo, esta vez en un Mundial que se disputa en terreno neutral y con el pase a ‘cuartos’ en juego.

“Serbia es una de las selecciones más fuertes del otro grupo” declaraba Radičević a escasos días de comenzar el Simply Wunderbar. Lo hacía sin poder esconder la felicidad que le genera el hecho de estar de vuelta en el combinado nacional. Y es que, a pesar de haber sido durante mucho tiempo uno de los estandartes de esta selección, tras la humilde participación de Montenegro en los JJOO de Rio la jugadora del Vardar macedonio no volvió a estar convocada para los siguientes compromisos. “Para mí estar de vuelta es algo muy especial porque, al fin y al cabo, es con la selección con quien he vivido el mejor momento de toda mi carrera”, admitía.

Las ganas que tenía de empezar a competir en este Mundial eran infinitas desde el momento en que supo que volvía a estar convocada, y así quedaron plasmadas sobre la pista del EWE ARENA de Oldemburgo. En el ‘debut’ ante Dinamarca el pasado 2 de diciembre, Montenegro se llevaba una victoria contundente (24-31) y Radičević el premio a la ‘Mejor Jugadora del Partido’. Por supuesto, la docena de goles que le endosó al equipo escandinavo tuvo algo que ver en ese nombramiento. Pero lo que parecía ser un regreso por todo lo alto para la selección balcánica, finalmente no ha terminado de ser exactamente así. Los resultados no han sido del todo favorables hasta la fecha y, de hecho, consiguieron hacerse con el pase a ‘octavos’ empatando ante Brasil en la última jornada de la Fase de Grupos, con final dramático incluído para las sudamericanas.

Es evidente que al igual que tantas otras selecciones, Montenegro también se encuentra en plena transición. Prácticamente acaba de empezar un nuevo ciclo olímpico y las jugadoras jóvenes están más presentes y cada vez es mayor la responsabilidad que recae sobre ellas. En ese sentido, la extremo derecho es positiva: “Creo mucho en las jugadoras jóvenes. Para ellas ésta es una gran experiencia y saben de sobra que tienen todo nuestro apoyo. La verdad es que me gusta mucho cómo pelean en cualquier situación. Creo realmente que, tanto ellas como todas, lo estamos haciendo bien” sentenciaba.

Montenegro campeón de Europa 2012 | Foto: Attila Kisbenedek

La mayoría de las que hoy conforman el combinado balcánico no estuvieron presentes hace cinco años en aquella noche histórica en Belgrado. Pero quienes sí estuvieron juran no poder olvidarlo jamás. La central que ahora es indiscutible en el 7 inicial balcánico, Milena Raičević (por aquel entonces Knežević) tenía entonces 22 años y fue la máxima goleadora de aquella final con 10 tantos. Es por esto que las palabras que hoy salen de boca de Jovanka Radičević, refiriéndose al futuro la selección de su país, cobran el mismo sentido y valor que hubieran tenido de haberlas pronunciado entonces: “Creo firmemente en el equipo que tenemos, tanto en las jóvenes como en las veteranas, y también creo en las que vienen por detrás y las que seguirán llegando… simplemente necesitamos tiempo”.

Tiempo para el equipo, para construirlo y que a la vez se deje construir. El quinto aniversario de un título histórico como el de Campeonas de Europa debería servir para la reflexión y sobre todo para reafirmarse en la certeza de estar poniendo los cimientos donde se necesitan. “Repetir un éxito, pienso, es mucho más difícil que culminarlo por primera vez”, sentencia Radičević, y probablemente desde su nuevo cargo de presidenta del Consejo Superior de Deportes de Montenegro podrá seguir trabajando en pro de conseguirlo. De pasión, determinación y carácter luchador nunca anduvo justa precisamente.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar