¿Gradas exclusivas para mujeres en el fútbol? Las hinchas del Heracles, pioneras

Las hinchas del Heracles holandés están hartas de tener que compartir grada con los hinchas masculinos por lo que a partir de esta temporada podrán disfrutar de su deporte favorito en una tribuna exclusiva para ellas en su estadio.

 

GRACIA DE DIÓN I 3 DE AGOSTO DE 2015

 

El periódico holandés De Volkskrant publicó el pasado 18 de julio que el Heracles,el pequeño club de la ciudad de Almelo, al Este de Holanda, ha decidido instalar un palco exclusivo para que 100 de sus aficionadas puedan disfrutar de su deporte favorito sin ser molestadas por los hombres, convirtiéndose en el primer equipo de los Países Bajos que toma esta medida.

Según explica De Volkskrant, el club posee un alto porcentaje de hinchas femeninos por lo que su presidente decidió instalar la tribuna para satisfacer las numerosas quejas de mujeres que rechazan sentarse al lado de hombres gritando a pecho descubierto, y así facilitar que grupos de amigas puedan sentarse juntas y contemplar el partido tranquilamente y en un ambiente seguro. «Las mujeres viven el fútbol de manera diferente a los hombres» asegura el presidente del club Jan Smit.

La medida ha suscitado un aluvión de críticas en las redes sociales donde muchos lo consideran un plan necio o propio de países islámicos como Irán. «El fútbol es convivencia- dicen- de hombres y mujeres, jóvenes y mayores, extranjeros y población local todos mezclados de manera pacífica».

Sin embargo existe un precedente en Europa que fue todo un éxito.  En 2013, con motivo de un partido clasificatorio para el Mundial de Brasil ante Serbia, Bélgica reservó una sección del estadio sólo para mujeres. Por primera vez en la historia más de 1.100 mujeres se acercaron a ver un partido de los ‘Diablos Rojos’ y la sintonía entre jugadores y aficionadas fue total.

De lo que no cabe duda, es que en el fútbol, como en el resto de las facetas de la vida, existe un fuerte machismo, y las mujeres tenemos que escuchar multitud de barbaridades en los estadios de fútbol, tanto en partidos masculinos como en femeninos. Pero a estas alturas no nos vamos a rasgar las vestiduras, sino luchar por erradicarlo porque es la manera autoritaria de cómo ejercen el poder que ostentan ellos y que no están dispuestos a perderlo. El machismo es el motor de la desigualdad y la violencia, por lo que es normal que algunas mujeres quieran su propio espacio, es su forma de rechazarlo, y defenderse ante la hostilidad y la violencia. Las aficionadas de un pequeño club holandés han dicho que ¡BASTA!, y ahora tienen su espacio donde podrán ver a su equipo sin hostigaciones. Esperemos que sirva para hacer reflexionar a los violentos.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar