El primer test de la ‘Era Viver’, en Rumanía

La selección española de balonmano ha viajado a Rumanía, donde le espera la selección anfitriona para una doble confrontación amistosa (hoy y el domingo). Será el debut oficial de Carlos Viver, el nuevo seleccionador de las ‘Guerreras’

NAGORE ODRIOZOLA I 17 MARZO DE 2017

“Es un reto precioso” comienza a relatar el nuevo seleccionador de las ‘Guerreras’, Carlos Viver. “Cuando eres jugador siempre sueñas con vivir unos JJOO, un Europeo, un Mundial… en definitiva, un torneo importante con la selección porque como jugador creo que es lo más grande que puedes experimentar. Por eso, cuando no lo has vivido así, la posibilidad de poder hacerlo desde la perspectiva del entrenador es básicamente un sueño”, confiesa el técnico de Granollers. Viver, que se autodenomina “seguidor de las ‘Guerreras’ y del balonmano femenino” admite que ha disfrutado mucho “con los logros que ha obtenido este grupo durante estos últimos años”, pero no le intimida el reto que ello supone. “Eso es precisamente lo que más ilusión genera, el nivel de dificultad que considero tiene”, sentencia. Su voz realmente denota esa ilusión de la que habla.

Siendo consciente de que “la gente tiene expectativas y espera a ver cómo se compite”, la selección española de balonmano ha viajado hoy a Rumanía, donde le espera la selección anfitriona para una doble confrontación amistosa (hoy y el domingo). Las ‘Guerreras’ presentan una mezcla de veteranía con caras prácticamente nuevas en esta expedición, y es que, esta primera convocatoria de la ‘era Viver’ destaca sobre todo por la integración de jugadoras jóvenes que venían pisando ya muy fuerte, como por ejemplo es el caso de Alicia Fernández, entre otras.

“El objetivo que buscamos en Rumanía no es otro que el de dar un pasito más hacia adelante” explica el seleccionador. Y es que, durante esta primera concentración, además de las sesiones de entrenamiento de mañana y tarde, la selección absoluta ha disputado un encuentro amistoso contra el combinado “B” de Susana Pareja. “En ciertos momentos del partido se notaba que había mucha información en las cabezas de las jugadoras, demasiada quizás. Con apenas tres sesiones de entrenamiento, que es prácticamente nada, es normal que la gente esté pendiente de distintas situaciones e incluso parezca que se olvide lo básico. Lo importante es todo el tiempo que tenemos por delante y que en líneas generales el trabajo del grupo está siendo muy bueno” valoraba así Viver a sus jugadoras. “Ahora en Rumanía esperamos ver una mejora colectiva y sobre todo volver con la sensación de haber avanzado”.

Frente a las ‘Guerreras’ y sentado en el banquillo estará otro español. Decía Ambros Martin durante la pasada EHF EURO 2016 celebrada en Suecia que el objetivo principal de Rumanía debía ser la de construir una base sólida e intentar que la ‘Neagudependencia’ se fuera evaporando poco a poco. Acostumbrado a dirigir a las mejores jugadoras del planeta en su día a día, el técnico del Györi Audi ETO sabe perfectamente lo que supone Cristina Neagu, más allá del símbolo en el que se ha convertido en su país, para el equipo nacional. Es por ello mismo que la pretende liberar de cargas innecesarias, así como busca que el resto de jugadoras vayan haciéndose cargo de sus propias responsabilidades. Así pues, en esta primera convocatoria del año, el técnico canario parece estar centrándose en nuevos talentos, en jugadoras jóvenes (5 de las convocadas no pasan de la veintena) que casi en su totalidad compiten en la liga doméstica.

Para esta doble confrontación amistosa con España, Rumania prescindirá tanto de su máxima estrella Cristina Neagu, recientemente reelegida mejor jugadora del mundo, como de otras habituales como Eliza Buceschi, Gabriella Szücs, Melinda Geiger y Paula Ungureanu, algo que atiende a la lógica de la línea de trabajo tomada por el seleccionador.

Como bien ‘alerta’ Carlos Viver hablando de la clasificación para el Mundial 2017 prevista para disputarse en junio ante Ucrania, “las cosas quizás siempre parecen más fáciles de lo que después resultan ser”. Por lo que conviene, como en todo, no adelantarse. Bien es cierto que con las dos convocatorias en la mano, tanto la de España como la de Rumania, en este caso las ‘Guerreras’ podrían partir como favoritas en estos duelos amistosos. Pero no hay que olvidar que la estrategia de Ambros Martín de hacer que sus máximas estrellas descansen le salió redonda la última vez en Suecia ante Alemania. Por lo tanto, “despacito y con buena letra” y así veremos si los objetivos se van cumpliendo o no a deseo de todos y todas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar