El Arbitraje Femenino Español, a debate

El Teatro Apolo de Almería acogió la celebración de la jornada ‘El Arbitraje Femenino Español, a debate’ en el que participaron personalidades de distintas modalidades deportivas.

LÍDERAS | 26 SEPTIEMBRE DE 2019

La Real Federación Española de Balonmano celebró ayer en el Teatro Apolo de Almería la jornada-coloquio ‘El Arbitraje Femenino Español, a debate’, enmarcada dentro del programa Universo y Mujer del Consejo Superior de Deportes, y más concretamente en el programa #ValorMujer que patrocina RENFE, y celebrada en paralelo a la Semana Europea del Deporte 2019 y al compromiso de las Guerreras ante Grecia correspondiente a la primera jornada de la fase de clasificación para el EHF EURO 2020.

Con esta jornada-coloquio la Real Federación Española de Balonmano quiso abordar el estado del arbitraje español, más concretamente el arbitraje femenino, llevando a cabo una jornada dinámica en la que el público ha podido conocer de primera mano los testimonios de varias árbitras de distintas modalidades deportivas, no sólo los presentes en el Teatro Apolo sino también los numerosos usuarios que decidieron seguir el acto vía streaming a través del canal oficial de Youtube de la RFEBM.

Grandes personalidades del mundo del arbitraje participaron en dicha jornada, como Cristina Fernández Piñeiro, responsable de Arbitraje Femenino en el Comité Técnico de Árbitros de la RFEBM y primera española en convertirse en árbitra internacional; o David Fernández Borbalán, ex-árbitro internacional de fútbol, quienes ofrecieron una visión más íntima del mundo del arbitraje, además de dar respuesta a cuestiones muy debatidas, tanto en el deporte como en la sociedad.

Cristina Fernández Piñeiro y David Fernández Borbalán, durante su intervención en la Jornada ‘El Arbitraje Femenino Español, a debate’. Foto: Ángel Morales / RFEBM.

“Los primeros años fueron muy duros. No había muchos árbitros que quisieran arbitrar conmigo. A muchos árbitros no les dejaban sus mujeres trabajar conmigo por prejuicios sociales”, lamentó Cristina Fernández Piñeiro, que también quiso alabar la labor que se hizo en su disciplina: “El trabajo que se hizo en el balonmano español en esos años fue un ejemplo para Europa. Mis jefes nunca me pusieron límites. En España, a mí me han tratado como a uno más, y es como debe ser”.

Por su parte, David Fernández Borbalán destacó el esfuerzo que se está haciendo en fútbol para dar visibilidad al arbitraje femenino: “El fútbol no puede quedarse atrás, estamos trabajando desde la directiva para poner el arbitraje femenino donde merece estar. La nueva directiva hemos querido abrirnos y modernizar esta visión”.

Asimismo, ambos coincidieron en la responsabilidad que conlleva ser árbitro en el deporte de élite: “Cuando ves que has cometido un error, se pasa muy mal. Cuando me ponían a arbitrar un partido importante, me sentía mal primero por el que me había elegido para pitar ese partido. Si te ponen ahí es porque confían en ti. También te sientes mal por el equipo al que has perjudicado. Y ya en último lugar, te sientes mal por ti, por tu carrera. En el arbitraje profesional hay que acertar para no perder prestigio, es mucha responsabilidad”, afirmó Fernández Borbalán.

Precisamente para evitar errores arbitrales surgió el popular sistema de videoarbitraje, conocido como VAR, una herramienta que Fernández Borbalán celebra como una ayuda al correcto desarrollo del juego.

Con respecto a la figura de la mujer dentro del arbitraje, Cristina Fernández Piñeiro se posicionó de manera clara: “He recibido todo tipo de insultos, pero he sabido distinguir. Una cosa es lo que viene del público por la parte deportiva y otra es el terreno personal. Ni cedo ni he cedido con quien me ha atacado por el simple hecho de ser mujer”.

Al debate también se unió el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco V. Blázquez, quien también cuenta con experiencia arbitral en su carrera profesional. “El deporte español apuesta por la igualdad y por el esfuerzo. También por erradicar los insultos, empezar a enseñar a los clubes que en la práctica deportiva no todo vale, que no es un desfogue hacia los árbitros. En nuestro deporte vemos que cada vez menos insultos, pero el objetivo es erradicarlo por completo”, destacó Francisco V. Blázquez durante su intervención.

Por otra parte, el presidente de la Real Federación Española de Balonmano incidió en la necesidad de que los árbitros sean considerados deportistas de élite y en otro tema de vital importancia para las mujeres y su papel dentro del deporte: “Muchas creen que si se quedan embarazadas, va a terminar su vida deportiva. Eso no pasa en el balonmano. Pueden estar tranquilas sabiendo que una vez se recuperen, tendrán todas las facilidades para reincorporarse con total normalidad. De hecho, en la selección absoluta tenemos el caso de Alexandrina Barbosa, que justo vuelve a esta concentración después de unos meses de ausencia por su reciente maternidad. Eso es lo que queremos fomentar”.

EL ARBITRAJE DESDE OTRAS DISCIPLINAS DEPORTIVAS
La jornada-coloquio ‘El Arbitraje Femenino Español, a debate’ contó también con la participación de otras figuras del arbitraje como Florina Nacu (baloncesto), Andrea Baca (judo), Tamara Lao (judo), María Guerrero Pérez (gimnasia rítmica), Anna Grigoryeva (gimnasia acrobática), Jénifer Hernández (piragüismo), Mercedes Carcelle (voleibol), Toñi Martín (ajedrez), Sonia Iniesta (baloncesto), María del Mar Álvarez Martínez (atletismo), Edith Viciana (vela), Mercedes Villodres (bádminton) y Patricia del Valle (balonmano playa) que contaron experiencias personales y cuestiones de gran calado en la sociedad actual, como es el tema de la conciliación entre el ámbito profesional y el familiar.

“En nuestra federación tenemos un grupo formado por mujeres en el que nos ayudan y asesoran por si tenemos dudas. Si en pleno crecimiento frenas tu carrera, te adelantan por la derecha. En nuestro caso, la federación nos ha mostrado su apoyo desde el primer minuto en este tema”, apuntó la árbitra internacional de Balonmano Playa, Patricia del Valle.

Asimismo, las participantes coincidieron en la dificultad entre conciliar el trabajo con sus carreras profesionales dentro del arbitraje. “Cuando te convocan para un campeonato fuera de tu tierra, no en todos los trabajos están dispuestos a facilitarte esos días para que vayas a arbitrar. Cualquier ayuda o reconocimiento a los árbitros nos facilitaría mucho nuestra labor”, concluyeron las protagonistas casi por unanimidad.

Fotos: Ángel Morales / RFEBM

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar