Carolina Marín y el rodillo más machista de la prensa española

El tratamiento que ha dado la prensa a Carolina Marín ha sido tan delirante que me ha dejado sin palabras. Resulta imposible dejar sin documentar el, probablemente, rodillo más machista que la prensa española ha dedicado a una deportista durante estos juegos.

SARA M. I 25 AGOSTO DE 2016

Imagina que eres una mujer de 23 años con una superioridad tan aplastante en tu especialidad que has cedido un solo set en todo el puñetero torneo. Por cierto, hasta llegar tú, tu especialidad era un coto cerrado de dominio de países asiáticos, por lo que no te has aprovechado de ninguna infraestructura o escuela de campeones previa en tu entorno geográfico y cultural. Vamos, eres la ama.

Para empezar, es probable que a estas alturas no esperes mucho de la prensa, de la que, cuando ganaste el mundial y el europeo, conseguiste un titular SIN tu nombre que decía simplemente “Y hasta se ha echado novio” (El Mundo). El culmen del mérito deportivo, has conseguido conjugar tus éxitos fuera de serie con la actividad necesaria para que un hombre esté a tu lado. El “nabocentrismo” tiene muchas cosas, pero la sutileza no es una de ellas.

Llegas a los JJOO. Durante el torneo, la prensa y la afición se entregan a machacarte porque gritas durante los puntos. La prensa dedica artículos a ello, en los que te acusan veladamente por boca ajena para, a continuación, exonerarte. Los tuiteros te machacan. Porque el VAMOOOOOS desgarrado de Nadal era otra cosa, una muy digna y muy de raza; lo tuyo, no, tú eres molesta y antideportiva. No eres la primera, la prensa ya ha despellejado a varias tenistas por esto antes.

El “nabocentrismo” tiene muchas cosas, pero la sutileza no es una de ellas.

Pero tú eres tan fuera de serie, estás tan al 100%, tan en perfecta forma y concentrada, que pasas de todo y ganas el oro. Comienza el despropósito máximo. Así tratan tu medalla de campeona olímpica los pollaviejunos titulares de la prensa española:

La Información. “Carolina Marín, la niña que admira a Nadal, primera no asiática que gana el oro”. Eh, está tu nombre, ¡vamos mejorando! Pero lo que le gusta al periodista deportivo tipo infantilizar a las deportistas, no está escrito. ¿Niña? DAFAK? Y el bonus track: ganas una medalla y de alguna automágica manera, el Abanderado Olímpico no sólo ha conseguido colarse en el titular de Tu medalla, está por encima de ti. Glorioso.

Diario As. “Rivas, el hombre que convirtió en oro las rabietas de Carolina”. Impresionante. Análisis sintáctico: el sujeto de la frase que da la noticia de tu campeonato olímpico es el apellido de tu entrenador; tú vas al sintagma preposicional-complemento de nombre de tus rabietas, que son el complemento directo. Tú, sin apellido, claro. Vayamos al contenido: has ganado una medalla de oro. Pero Diario As no sólo te infantiliza; para él eres peor que una niña, eres una niñata. Hasta que tropezaste con un varón adecuado que supo conjurar la alquimia necesaria para convertir tu energía negativa de mocosa con tendencia a frustrarse en oro olímpico. La verdad es que la presión de Twitter sobre este vómito de titular ha sido tan apabullante que Diario As lo borró a las tres horas de publicarlo. Para escépticos, adjunto captura de uno de mis tuiteros favoritos. Borrado y todo, se merecen el premio Pollaviejas de la Prensa Española de ayer.

Pero no nos quedemos en el titular. Buceemos en la pena de prosa para descubrir que la campeona olímpica de un deporte que consiste en lanzar a cientos por hora un volante con su brazo, se ha sobrepuesto a una rival de “la fuerza de un chico”. De uno estándar, claro. Que cualquier virtud de una mujer necesita ser uniformizada y diluida en el umbral medio masculino. Si no fuese porque es enervante, la pretensión del periodista de comparar su bíceps con el de la rival de Marín es hasta tierna.

Tú, prueba a intercambiar a Nadal por Marín en todos los anteriores titulares. ¡Vamos, Nadal, vamos, BICHITOOOOO! 

ABC. A menos de 24 h de la victoria (diría que la noticia aún es relevante) el único rastro de la misma en portada es una foto de tu entrenador abrazándote (a ti no se te ve) con un titular que redunda nuevamente en el autor de la inspiración que te llevó a la victoria. Tu medalla de oro ya no es portada, tu entrenador, sí.

Manolo Lama (no tengo claro que cuente como periodista, tbh), te anima durante el partido en su cuenta de Twitter. Cómo: llamándote bichita. BICHITA. Sobre la afición a infantilizar y de esa forma relativizar los éxitos de las mujeres, ya venimos hablando. Sólo permitidme cambiar de deporte y añadir que, horas más tarde, tras perder España en basket (España, la Absoluta, la Por Defecto, los hombres), añadió “Mañana habrá que estar con las niñas”. Las NIÑAS. Las típicas niñas que le sacan más de una cabeza.

Sí, ya sé, sé quién eres y sé que no me crees, y que piensas que soy una exagerada y una feminazi. Que veo machismo por todas partes, y en esto último tienes razón (y me pasa parecido con la paella, que veo arroz por todas partes). Tú, prueba a intercambiar a Nadal por Marín en todos los anteriores titulares. ¡Vamos, Nadal, vamos, BICHITOOOOO! Y recuerda, hoy ESPAÑA se juega el oro en basket. Los niños, a ver si tienen suerte con el bronce mañana.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar