Brigitte Yagüe explica los motivos de su retirada en una carta abierta

Brigitte Yagüe, la mujer que más títulos ha ganado en la historia del taekwondo,  ha anunciado su retirada oficial y definitiva tras 20 años dedicada en «cuerpo y alma» a la alta competición.  El cansancio físico y mental han sido los motivos de esta decisión.

LÍDERAS i 23 DE OCTUBRE DE 2015

Brigitte Yagüe, la taekwondista más laureada de España, con una medalla de plata conseguida en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en la categoría de 49 kg., seis medallas en Campeonatos del Mundo entre los años 2001 y 2011, y otras seis medallas en los Europeos de Taekwondo entre 1998 y 2012, ha anunciado su decisión de abandonar la alta competición.

Tras mucho meditarlo, la deportista mallorquina ha decidido poner punto final a su carrera deportiva a los 34 años de edad para dedicarse a su familia y a la docencia. Después de 20 años en la alta competición Brigitte se siente cansada a nivel físico y psicológico, y así lo explica ella misma mediante una carta abierta que ha publicado en Eurosport.

La carta dice así:

«Llega el momento de decir adiós a tantos años de competición. Atrás quedan muchos recuerdos, muchos éxitos y también algunas decepciones. La gente puede pensar que mi retirada llega poco antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero los Juegos quedan muy lejos en términos de entrenamientos y de preparación.

La retirada llega por una sensación. Últimamente me notaba agotada y mi cuerpo no respondía a la exigencia que le estaba demandando. Sufría mucho entrenando y lo peor es que también me ocurría compitiendo. Yo siempre he dicho que el taekwondo lo realizo porque me divierto. Esa ha sido siempre mi gran satisfacción. Disfrutar sobre el tatami.

Desde este junio pasado empecé a notar un cambio muy importante a nivel físico y psicológico. Estaba cansada, tenía dificultades para llevar el día a día, me costaba mucho recuperar entre combate y combate y se me hacían muy largas las horas de entrenamiento. Para paliar esto metí más horas de recuperación, de fisioterapia, menos horas de cargas de entrenamiento con la intención de llegar más descansada a la competición. Y pese a todo, cuando llegaba la hora de competir me sentía cansada. Mi cuerpo no respondía como había respondido siempre y eso me hacía sufrir dentro del tatami. Era un quiero y no puedo.

He intentado esperar, darme algo de tiempo, luchar por conseguir volver a competir y a sentirme bien. En septiembre en Turquía, en el último campeonato que disputé, salí con la misma sensación incluso ganando combates. Ahí tomé la decisión de retirarme. Me daban calambres en las piernas. No aguantaba más. Estaba agotada. Al volver a casa se lo comuniqué a mi marido.

La salud es lo primero y mi cuerpo estaba sufriendo demasiado. Creo que ha sido una cuestión física, que a la postre me ha afectado psicológicamente.  He tenido algunas lesiones importantes a lo largo de mi carrera, pero sabes que las puedes superar. Esta vez ha sido distinto. Me he dado cuenta de que mi cuerpo ha dicho basta. Soy una persona muy ambiciosa y nada conformista. Recuerdo cuando conseguí mi primera medalla mundialista. Tenía 21 años y era la primera vez que estaba en una cita mundialista. Fue una auténtica sorpresa que llegara a la final en Corea, la cuna del taekwondo. Y además contra una luchadora local. Conseguí la plata y salí de aquel combate decepcionada y cabreada. Ese ha sido siempre mi modus operandi. La ambición y el siempre querer más. Y ahora estoy segura y satisfecha de mi decisión. Ha llegado el momento de decir adiós”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar