BMW S 1000 R 2015: “Guerrera de armas tomar”

La marca alemana presenta la S 1000 R 2015. Una naked deportiva, sofisticada, de estética agresiva y tecnológicamente impresionante con la que te aseguro vas a disfrutar del placer de conducir.

Elena Calleja Líderas MotorMª ELENA CALLEJA I 21 DE DICIEMBRE DE 2015

 

Desde el momento en que se presentó la superbike BMW S 1000 RR en el circuito de Portimao a finales del 2009, los aficionados soñaban con la posibilidad (muy lógica, además, desde un punto de vista de marketing) de que con esa base, la marca alemana desarrollase una naked deportiva de lujo.

Esa misma lógica indicaba que su desarrollo debería haber sido inmediatamente posterior al de la superbike, pero lo cierto es que el modelo definitivo, y que pruebo aquí, tardó en aparecer cinco años. Su nombre, desde luego, no deja lugar a dudas y es tremendamente similar al de su hermana “de carreras”.

Para desarrollarla se han mantenido muchas de las características técnicas y piezas de la RR, aunque no tantas como las que podrías pensar en un primer momento. Desde luego, se han buscado líneas afiladas que recuerdan a las superbike, aún sin contar con la ayuda de las numerosas piezas de un carenado integral. Por ejemplo, las tapas laterales son totalmente nuevas.

En cuanto al motor, prácticamente la mayor referencia en cuanto a prestaciones deportivas de los últimos años, rebaja la potencia máxima de los casi 200 cv de la RR a 160 a 11.000 revoluciones, 2.000 antes que en su hermana aprovechando para reforzar el par que pasa a ser 112 nm. a 9250 rpm logrando una inmejorable entrega de potencia, muy dosificable y progresiva principalmente a bajo y medio régimen. Desde luego, un caballaje mucho más lógico para una moto sin carenado y que te permitirá acelerar mejor entre curva y curva, el elemento natural y disfrute de esta motocicleta. Para ello no se ha trabajado en la electrónica, sino en la mecánica interna.

Por cierto, la electrónica es uno de los elementos en los que BMW siempre ha destacado de forma especial, y ahora no iba a ser menos. Está equipada de serie con Race ABS y ASC (control de tracción), ambos desconectables. Cuenta, también de serie, con dos modos de conducción, Rain y Road (el primero con entrega de potencia suavizada a 136 CV, el segundo “full power”), aunque opcionalmente puedes instalar DTC con Sistema de control con todo su equipamiento técnico. También dispone de un kit deportivo opcional con dos modos de conducción más, Dynamic y Dynamic Pro, pensados para un uso más deportivo. Las curvas de potencia funcionan coordinadamente con los ajustes de todos los controles Race-ABS, ASC o DTC, así como de DDC.

El cuadro de instrumentos, claro, preciso y perfectamente visible desde la posición del conductor, está compuesto por una esfera con cuentarrevoluciones. En la parte derecha un pequeño panel con indicador de ABS y DTC (control de tracción). La pantalla LCD, situada a la derecha de la esfera, indica cuentakilómetros (total y parcial), modos de conducción, suspensiones, modos trip, temperaturas, indicador de marcha engranada, nivel de gasolina, punto muerto, cronómetro, puños calefactables y control de crucero. En la parte superior un testigo luminoso que avisa de la necesidad del cambio de marcha. Todas estas opciones se seleccionan sin dificultad desde ambas piñas situadas a izquierda y derecha del manillar. Como puedes observar, ¡no le falta detalle!

Estéticamente tiene muchas variaciones respecto a la superbike que afectan, lógicamente a la ergonomía, como las estriberas más adelantadas y bajas para poder disfrutar del control que proporciona el manillar ancho.
Rodando con ella te das cuenta que es muy fácil pilotarla tanto en la curva de potencia más suave como en los modos más deportivos. El tacto del acelerador responde de forma rápida e intuitiva, y la ergonomía está plenamente lograda para lograr que, sea cual sea tu ritmo, puedes controlar la trazada sin ningún problema y sin sentir cansancio alguno respecto a si estuvieras haciéndolo con una motocicleta de manillar bajo.

Pero aparte del uso deportivo, todas las BMW disponen de un amplio catálogo de complementos para cualquier uso. Incluso una naked tan deportiva como esta puede ser excelente para el día a día o viajar, y un buen ejemplo son los excelentes puños calefactables que casi todas las unidades de prensa llevan instalados, con lo que a pesar del frío de esta época, podemos rodar con las manos calentitas sobre esta S1000R.

La posición de conducción es cómoda, te sientes perfectamente integrado en el conjunto. El asiento es confortable y está situado a una distancia con respecto al suelo muy correcta comparándola con otros modelos de la marca en los que con mi altura, 1.67 cm. me es complicado apoyar los dos pies en el suelo. El manillar, ancho y bien situado, te permite llevar los brazos relajados y un buen control sobre ella aunque, a la hora de maniobrar, el ángulo de giro es escaso. Los retrovisores son amplios y gozan de buena visibilidad pero a partir de 115 km/h empiezas a sentir mas vibraciones de las debidas tanto en los espejos y como en el manillar.

El sistema de frenado, ligeramente brusco y al que hay que acostumbrarse, es muy eficiente. Está compuesto por doble disco delantero de 320 mm. y pinzas radiales Brembo de 4 pistones, y el trasero monodisco de 220 mm. y pinza flotante de un pistón.

En cuanto a las suspensiones se adaptan perfectamente a las condiciones del terreno. La delantera equipada con horquilla invertida regulable en compresión y extensión y la trasera con amortiguador trasero regulable en precarga y extensión. Además cuenta con un paquete opcional DDC ( Dynamic Damping Control) en el que las suspensiones se regulan en función al modo de conducción seleccionado.

Comentarte también que la unidad de prensa que he probado y con la que he realizado esta prueba contaba con todos los extras.

Empiezo a circular con ella por ciudad, selecciono el modo rain en el que la entrega de potencia es más suave y con el que considero que me va a resultar más fácil pilotarla a la hora de introducirme entre el tráfico urbano. La maneta de embrague, no regulable, la percibo ligeramente alejada y el tacto me resulta duro. Una vez en marcha me resulta ligera y cómoda pero a la hora de avanzar entre coches observo que el ángulo de giro es menor de lo que esperaba con lo que tengo que anticiparme en las maniobras más de lo deseado. Voy tanteando el tacto del freno y me resulta brusco pero a la vez efectivo.

Me incorporo por fin a la autovía. Selecciono sobre la marcha y sin ninguna dificultad el modo road. Aprovechando que va equipada con cambio semiautomático subo de marchas sin embragar y me admira su precisión. La alemana me demuestra su nobleza y lo fácil que puede llegar a ser pilotarla. Al alcanzar una velocidad superior a 110 km/ h. percibo más de lo deseado la falta de protección aerodinámica y que aumentan ligeramente las vibraciones en el manillar y la visibilidad por los retrovisores se reduce considerablemente.

Por fin alcanzo la tan deseada carretera de curvas y selecciono el modo Dinamyc. La respuesta por carreteras reviradas es impresionante en cuanto a manejabilidad, estabilidad y recuperación a bajas revoluciones. Los cambios rápidos de dirección los hace con una gran precisión y la respuesta de los frenos, a los que por fin me he acostumbrado, es sensacional. El consumo medio obtenido es de 6.5 l/100 km.

Excelente moto, además de atractiva, polivalente y tan potente o dulce y suave como quieras disfrutar en cualquier circunstancia. Simplemente apretando un botón, puedes elegir que la electrónica modifique su comportamiento y te hará disfrutar de tu moto tanto en el día a día como por carretera o circuito. BMW ha hecho un excelente trabajo con sus nuevas gamas, y aquí tienes uno de los mejores ejemplos.

Ficha técnica:
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Motor: 4 cilindros en línea
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Cilindrada: 999 cc.
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Potencia: 160 cv.
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Velocidades: 6
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Transmisión: Cadena
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Peso: 207 kg
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Capacidad depósito: 17.5 l.
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Altura del asiento: 814 cm.
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Colores: Blanco luminoso, azul hielo metalizado, rojo racing
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-checkmark”]Precio: 14.050 €

Lo mejor:
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#47be35″ icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-smiley”]Motor
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#47be35″ icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-smiley”]Electrónica
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#47be35″ icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-smiley”]Estética

Lo peor:
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#e8160f” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-sad”]Protección aerodinámica
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#e8160f” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-sad”]Tacto maneta embrague
[icon size=”16″ icon_bg_color=”#” icon_bg_colorh=”#” icon_bd_color=”#” icon_bd_colorh=”#” square_radius=”0″ type=”vector” icon_color=”#e8160f” icon_color_hover=”#” icon=”momizat-icon-sad”]Ángulo de giro

Equipación
Chaqueta Alpinestars Stella T-GP Plus R Roja
Casco Givi 50.4 Sniper
Dainese
Pantalón Hevik Stone Women HPS 405F 

Colaboración WOMEN BIKERS ZONE

 

Galería de fotografías realizadas por Nacho Madrid

BMW S 1000 R 2015

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar