BALONMANO | Marisol Carratú regresa al Guardés

La portera argentina Marisol Carratú (15/07/1986) regresa al Mecalia Atl. Guardés para reforzar la retaguardia del actual subcampeón liguero.

LÍDERAS | 24 ENERO DE 2019

Marisol Carratú volverá a defender la portería del Guardés. La guardameta, con una liga española en su palmarés, formó parte del conjunto del Baixo Miño durante dos temporadas: la 2016-2017 y la 2017-2018. Tras decidirse a continuar con su aventura europea en Francia, en concreto en el Entente Noisy Le Grand de la segunda división gala, un cúmulo de circunstancias han derivado en la marcha de la guardameta del conjunto francés y su retorno a A Guarda para lo que resta de temporada y la próxima campaña 2019-2020. Una oportunidad que “no podíamos dejar escapar”, apunta el técnico José I. Prades.

Carratú justifica su marcha del conjunto francés con “una serie de incumplimientos en el contrato” que derivaron en una situación personal complicada: “Esto hizo que yo no esté muy bien a nivel psicológico allí”, reconoce. La portera, que vivió dos de los mejores años del Guardés -título liguero, debut en la Liga de Campeones…- rápido habló con su representante para intentar encontrar una solución a esta desesperante situación y pactar una “salida amistosa” con el que fue su club hasta el pasado mes de diciembre.

Carratú regresa ilusionada pero muy consciente al mismo tiempo de que llega a un equipo “ya formado”, por lo que será un “nuevo reto”. En esta nueva etapa, la argentina desea “ayudar y dar mi granito de arena en lo que pueda”.

El técnico José Ignacio Prades ha valorado de manera muy positiva la incorporación de Carratú, una llegada fruto de un cúmulo de circunstancias que han generado una “oportunidad que no se podía dejar pasar”, reconoce el entrenador del Mecalia. “Marisol ya había estado aquí y en diciembre se quedó sin equipo, era una buena opción para ampliar la plantilla y que pueda ayudar al equipo”, explica.

Aunque la guardameta llegará a España el 2 de febrero, no podrá debutar hasta el sábado 9, en el partido copero. Así, Carratú ya piensa en enrolarse en un conjunto condicionado en el número de efectivos por la baja de larga duración de la pivote Sarah Valero y la ausencia momentánea de Naiara Egozkue y que continúa con las aspiraciones intactas de volver a conquistar la Liga Guerreras Iberdrola y protagonizar una nueva remontada histórica en la Copa de la Reina ante el Elche.

“Entrar en la convocatoria del partido de la Copa me traería muchos sentimientos encontrados al regresar delante de la afición de A Sangriña, pero hay un lema que siempre me acompaña: ‘la esperanza es lo último que se pierde’”, señala. Y remite de nuevo a esta frase para referirse a los objetivos que el equipo tiene en el horizonte: Liga y Copa. “Lo que tiene la Liga de bueno es que siempre gana es el equipo más regular y aquel que se sabe levantar de adversidades y ganar batallas”, explica, “y eso lo lleva el Guardés en su esencia”.

Así, Marisol Carratú tendrá diez días por delante para prepararse y mentalizarse para “trabajar duro y sumar en el equipo” que de esta manera contará con tres guardametas –Estela Carrera, Meriem Ezbida y Marisol Carratú-.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar