Photo Credit To Facebook Tita Llorens

La maravillosa aventura de Tita Llorens en el Mediterráneo

Margarita Llorens ha intentado unir nadando las costas de Ibiza y de Jávea con un solo lema: “En Menorca somos refugiados” para reclamar la libre circulación de personas y un Mediterráneo sin fronteras.

LÍDERAS | 10 AGOSTO DE 2017

Después de treinta y siete horas de esfuerzo y de haber nadado 73 de los 90 kilómetros, una fuerte corriente imprevista la obligó a abandonar a sólo 17 kilómetros de su objetivo. Habría sido la primera persona en realizar esta travesía sin neopreno.

tita-llorens

Hace dos años la menorquina Margarita Llorens, se convirtió en la primera persona en cruzar a nado los 85 kilómetros del canal que separa Ibiza de Mallorca. Lo hizo acompañada por familiares y amigos, su único y valioso apoyo. Tita, como es conocida la nadadora, llegó a Andratx tras nadar 28 horas y 13 minutos, el tiempo que empleó en cubrir los 84,3km de distancia entre la ibicenca Cala Sant Vicent y La Mola, al suroeste de Mallorca. Era su tercera intentona tras tener que abortar las dos primeras al toparse con bancos de medusas y lo consiguió abriendo de esta manera la puerta a una hipotética regularización de esta travesía extrema, tal y como sucede con el Estrecho de Gibraltar o el Canal de la Mancha, que sí cuentan con la supervisión de jueces que certifican la calidad del cruce.

Lo cierto es que nada es imposible para esta menorquina de 49 años, que el pasado 30 y 31 de julio abordó su tercera tentativa de su nuevo objetivo: cruzar a nado el canal entre Ibiza y Jávea, una de las travesías más largas del mundo (90 kilómetros) que se realizan en mar abierto, sin neopreno, sin paradas, en definitiva, en condiciones de extrema dificultad, y un reto solidario ya que en esta aventura Tita quería sensibilizar sobre las 6.000 personas que murieron ahogadas en 2016 en aguas del Mediterráneo intentando llegar a Europa desde el norte de África y el Oriente Medio.

Sin grandes marcas patrocinadoras, sin cheques al final de la prueba, sin apenas visibilidad en los medios de comunicación…¿Se imaginan al mediático David Meca en un escenario como éste?.

Tita no pudo conseguir su objetivo. Se quedó a tan solo 17 kilómetros de la costa de Jávea, tras nadar ininterrumpidamente unas 37 horas. Las malas condiciones del mar le privaron, una vez más de conseguirlo. (Por cierto que David Meca, consiguió realizar este cruce con un traje especial de neopreno). Ella no, tan solo un bañador y su cuerpo untado en linóleo para evitar el frío y las picaduras de medusas.

Según cuenta el diario digital alicantino “Marina Plaza”, la nadadora “salió de Ibiza el domingo 30 de julio a las 9 de la mañana, y de nuevo con ella sus familiares y amigos del Menorca Swimming Association, que se iban turnando para hacer tramos de la travesía junto a ella. Todo fue bien durante las primeras horas, y tras un bajón sufrido durante la noche, la nadadora continuó firme y sin pausa hacia la península.En tres horas y media había nadado los diez primeros kilómetros. Los 20 kilómetros también llegaban en un buen tiempo, y posteriormente, tras superar el bajón, que según el equipo de seguimiento se debió a los nervios y al hambre, los 30 kilómetros se alcanzaron sin mucho desfase temporal.”

La noche pasó bien para Tita, a la que se podía seguir en línea gracias a un GPS Sin embargo, la previsión del tiempo que iba a durar la gesta se había elevado hasta más de 35 horas, debido a las condiciones del mar. A primera hora del lunes sumaba ya los 50 kilómetros y todo parecía indicar que lo iba a lograr. Pero llegaron las adversidades, y la nadadora se topó con una corriente en contra que la hizo avanzar muy lentamente: 2,4 kilómetros en 3 horas, 300 metros en los siguientes 45 minutos. Era una barrera imposible de superar y Tita y su equipo decidieron abandonar.”

Tita lo volverá a intentar, seguro. Quizás el año que viene…¿Cuántos miles más de personas se ahogarán este año en el Mediterráneo buscando una oportunidad para vivir lejos del hambre y de la guerra?.

Related posts