El gobierno “castiga” al deporte femenino español en la entrega de los ROMD

El deporte femenino español sigue sin tener el reconocimiento que merece. De los cerca de 150 deportistas que mañana ingresarán en la Real Orden del Mérito Deportivo, tan sólo 33 son mujeres, lo que llama poderosamente la atención tras un año pleno de éxitos deportivos.

PALOMA ZANCAJO I 14 NOVIEMBRE DE 2016

El Consejo Superior de Deportes anunció recientemente la relación de deportistas, entidades y profesionales vinculados al mundo del deporte que ingresarán este año 2016 en la Real Orden del Mérito Deportivo en sus diferentes categorías de oro, plata y bronce. Para ello ha tenido en cuenta los méritos y circunstancias que concurren en los historiales deportivos y profesionales de las personas y entidades premiadas, y teniendo en cuenta esto, parece ser que nuestras deportistas han tenido muchos menos méritos que ellos. La resolución, firmada por el ya ex-presidente, Miguel Cardenal, está integrada por una lista de cerca de 150 deportistas, entidades, y otros profesionales, donde la cuota de mujeres no llega al 25%, en concreto solo 33 mujeres ha sido destacadas por su trayectoria deportiva este año, lo que llama poderosamente la atención teniendo en cuenta el nivel de nuestras deportistas tanto a nivel nacional como internacional.

Evidentemente son todas las que están, pero no están todas las que son, o no están todas las que deberían estar. Haciendo un repaso rápido por la lista, de los 15 deportistas premiados con la máxima distinción de medalla de oro, solo 4 son mujeres: la atleta paralímpica Elena Congost, las campeonas olímpicas en los Juegos de Río Maialen Chourraut y Carolina Marín, y la medalla de bronce en los Juegos de Río, Lidia Valentín.   

En la categoría de medalla de plata, la proporción es mayor con 13 mujeres entre los 28 premiados. En esta categoría el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha premiado al conjunto de gimnasia rítmica, plata en Río, con las gimnastas Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda, así como a la jugadora de balonmano Jessica Alonso, la taekwondista Eva Calvo, las jugadoras de baloncesto Anna Cruz y Marta Xargay, la tiradora Fátima Gálvez, la socorrista María Luengas, la nadadora paralímpica Nuria Marqués, y Concepción Prieto. El CSD también ha querido premiar con esta medalla a tres “entrenadores femeninos”, en concreto al seleccionador de baloncesto, Lucas Mondelo, al entrenador de la campeona olímpica de natación Mireia Belmonte, Frederic  Vergnoux y al entrenador de la campeona olímpica de bádminton Carolina Marín, Fernando Rivas. 

Pero donde más se nota la desigualdad es en la categoría de la medalla de bronce donde solo 16 mujeres entre los 100 deportistas premiados han sido galardonadas. Entre ellas está la gimnasta Carolina Rodríguez, la socorrista Itzíar Abascal, la entrenadora de rítmica, Anna Baranova, las nadadoras paralímpicas Ariadna Edo y María Delgado, la campeona mundial de SuperEnduro, Sandra Gómez, las jugadoras de la selección de baloncesto Laura Gil,  Astou Ndour, Leonor Rodríguez y Leticia Romero, la taekwondista Lidia García, la recién nombrada Mejor Árbitro del Mundo de Rugby, Alhambra Nievas, la atleta paralímpica Izaskum Osés, y la jueza de rítmica,  Ana María Valenti.

¿De verdad que no hay más mujeres deportistas y profesionales vinculadas al deporte que se merezcan este premio?. ¿Cómo es posible que el Gobierno español se olvide de disciplinas y deportistas que han paseado la “marca  España” por el Mundo con una exquisita brillantez? ¿Existen modalidades “castigadas” por el Consejo Superior de Deportes?. Son muchas los interrogantes que se abren, para tratar de explicar los motivos de tanta desigualdad.

A bote pronto, me llama la atención que no haya ningún premio para el fútbol femenino tras los éxitos de sus selecciones femeninas en los campeonatos de Europa y del Mundo en el que están participando, ni para ninguna de las” reinas del tatami” de karate, tras el triunfal año que llevan.  Tampoco hay ninguna premiada de la selección de rugby, ni de waterpolo, ni las #RedSicks de nuestro glorioso Hockey sobre Hierba. Del windsurf, ya ni hablamos, ni de la petanca, ni de otros tantos deportes y deportistas, entrenadoras, árbitros, jueces, clubes que han triunfado a lo largo de este año 2016.

“No se engañe señor ministro, ni trate de engañar a la opinión pública, el éxito del deporte femenino español no es consecuencia de sus políticas, sino del trabajo diario de cada una de nuestras deportistas, de sus entrenadoras y entrenadores, de sus clubes…”

Cuando mañana el ministro de Educación, Cultura y Deporte, D. Iñigo Méndez de Vigo entregue las medallas y las placas se debería de acordar de aquella famosa intervención en TVE durante los Juegos Olímpicos de Río, en la que alardeaba del éxito del deporte femenino español como consecuencia de las políticas del Gobierno. No se engañe señor ministro, ni trate de engañar a la opinión pública, el éxito del deporte femenino español no es consecuencia de sus políticas, sino del trabajo diario de cada una de nuestras deportistas, de sus entrenadoras y entrenadores, de sus clubes… Premiando a solo 33 mujeres entre 150 están ustedes dando una patada al deporte femenino, poniendo en valor por encima de su trabajo y de sus éxitos, al deporte masculino, ese que ustedes apoyan porque su ética conservadora aún vive en el pasado donde la práctica deportiva era solo para hombres. 

El año pasado fueron 42 las galardonadas, mañana solo 33 en un año en el que nuestras deportistas en los Juegos de Río han conseguido 9 de las 17 medallas y 17 de los 38 diplomas olímpicos en los Juegos de Río. Reflexionen ustedes sobre este dato, y comparen si la distribución de los premios que entregan mañana es proporcional.  Estas 33 mujeres son la punta de un iceberg que crece a pesar de la falta de apoyo de las instituciones, y del escaso apoyo económico que reciben. Si ustedes no le dan el reconocimiento que se merecen, ni son capaces de hacer visibles y compartir con la sociedad sus logros, no habremos avanzado nada. Las deportistas españolas no queremos ni más ni menos que nuestros compañeros, queremos lo mismo…igualdad.

Related posts

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar