Dragana Cvijić: “Mi objetivo principal es estar en Tokyo 2020”

En marzo de 2015, Dragana Cvijić (27, Belgrado) se unía a tres de sus compañeras de selección para decir “basta”. Las cuatro tomaron la decisión de abandonar el combinado nacional “hasta que no cambiaran las cosas”. Dos años antes, en el Mundial de 2013 disputado precisamente en su casa, Serbia conseguía culminar un campeonato heróico que derivó en una medalla de plata que sabía incluso a oro. En cambio, un año después, en el Europeo de Hungría y Croacia, parecía otro equipo completamente distinto. Al tiempo se supo que estas jugadoras ya no estaban dispuestas a continuar “en las mismas condiciones”. Condiciones que tampoco se llegaron a especificar al detalle en ningún momento, pero que sí dejaban entrever que existía una idea de sobre esfuerzo que no compartían. Al final, y tras una época “dura” en la que tuvo que ver desde casa a su equipo competir en grandes citas, la pivote del Vardar vuelve a la selección con los objetivos claros.

NAGORE ODRIOZOLA | 1 DICIEMBRE DE 2017

Después de dos años y medio, ¿qué supone estar de vuelta en la selección de Serbia?

La verdad es que es una sensación maravillosa. Ese momento en el que supe que volvía a estar convocada… no es comparable a ningún otro sentimiento. Al fin y al cabo, ahora mismo el principal objetivo es Tokyo 2020, y ese deseo de ir a los Juegos Olímpicos, sobre todo, hace que esté motivada en mi vuela a la selección nacional.
 
Aquella carta abierta que algunas jugadoras decidisteis publicar en marzo de 2015, renunciando a seguir en la selección, ¿qué fue lo que os llevó a redactarla?
Creo que aquello fue algo que tenía o teníamos que hacer. Considerábamos en aquel entonces que había cosas que tenían que cambiar y que tenían que mejorarse. Ahora estamos de vuelta, por lo tanto, eso significa que aquello en lo que creíamos, lo hemos conseguido.
 
¿Crees que recibisteis todo el apoyo que hubierais querido?
Recibimos muchísimo apoyo sobre todo de la gente que queremos y nos quiere. Al fin y al cabo es lo único que me importaba en aquel momento y me sigue importando a día de hoy: el apoyo de los seres queridos, algo fundamental.
 
Los últimos dos campeonatos, Mundial y Europeo, tuviste que vivirlos desde casa. ¿Cómo se gestiona una situación así?
Fue duro, por supuesto. De hecho, para mí diciembre ha sido el mes más duro en los dos últimos años. Pero lo cierto es que sabía que iba a volver y eso ayudaba de alguna manera.
 
¿Sientes algún tipo de presión por el hecho de estar de vuelta?
Realmente no, no siento presión, al revés, estoy muy motivada. Deseo estar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 pero ese sentimiento no me genera ninguna presión, sino que me ayuda a estar concentrada para dar lo mejor de mí misma y así conseguir buenos resultados.
 
Ahora que estás de vuelta, ¿cómo evalúas al equipo que te has encontrado y el trabajo que se ha hecho hasta la fecha?
Es sencillo, para mí mi equipo siempre es el mejor, no hay más. La dificultad contra la que tenemos que levantarnos es que sólo hemos tenido 10 día para prepararnos este año. Lo que, por supuesto, no es suficiente para encarar un Campeonato del Mundo, pero te puedo asegurar que si algo nos caracteriza es que somos un equipo que siempre pelea hasta el final. Personalmente, durante estos dos años he tenido mucho tiempo para trabajar en mí y la verdad es que ahora puedo decir que soy más fuerte que entonces [sonríe].
 
¿Cuáles son las expectativas y cuáles los objetivos de Serbia en este Mundial?
No es una pregunta sencilla, porque la verdad es que además de haber tenido poco tiempo para preparar este campeonato, hacía mucho que no jugábamos todas juntas. Pero el objetivo es básicamente ir paso a paso, partido a partido. Primero pasar la fase de grupos y luego ya se irá viendo.

Related posts