Caos y guerra de acusaciones por la suspensión la Carrera de la Mujer de Sevilla

Alrededor de 14.000 mujeres no pudieron participar el pasado domingo en la Carrera de la Mujer 2017 de Sevilla debido a la falta de acuerdo entre la empresa organizadora, Motorpress Ibérica y el Ayuntamiento de Sevilla.

LÍDERAS | 13 OCTUBRE DE 2017

Guerra de declaraciones y versiones tras la cancelación de la Carrera de la Mujer de Sevilla que debía haberse celebrado el pasado domingo 8 de octubre y que dejó a más de 14.000 mujeres en la línea de salida sin poder correr por las calles de la capital andaluza.

Esta carrera, que tiene como objetivo la promoción del deporte femenino así como la lucha contra el cáncer de mama y la violencia de género, lleva celebrándose desde hace 14 años con más de 100 pruebas a lo largo de todo el territorio español,  y hasta el momento no había entrado en conflicto con ninguno de los ayuntamientos de las ciudades donde se celebran estas pruebas. 

La versión de la organización es que la carrera tuvo que ser suspendida por falta del permiso municipal, sin embargo fuentes municipales han aclarado que ellos no fueron los responsables de la suspensión de la prueba, sino que la decisión la adoptó la propia organización al no cumplir con los requisitos exigidos en materia de seguridad, movilidad y ocupación del espacio público dependiente de la Gerencia de Urbanismo: “En la inspección realizada en la mañana del domingo y tal y como se les había advertido se les comunicó que el dispositivo estaba preparado para la realización de la carrera pero que se mantenían incumplimientos administrativos en cuanto a la documentación y las autorizaciones necesarias para la celebración de un evento de estas características. Ante ese aviso, y de forma imprevista, la organización anunció la suspensión del evento al negarse a asumir cualquier tipo de responsabilidad administrativa que pudiera derivar”.

Ante estas declaraciones y el caos originado como consecuencia de la cancelación de la prueba, en la que miles de participantes se lanzaron a correr a pesar de todo,  la organización lanzaba un comunicado oficial explicando los hechos y pidiendo disculpas a todas las participantes: 

"Antes que nada queremos pedir disculpas a las 14.000 mujeres que hoy iban a formar una marea rosa maravillosa en las calles de Sevilla. Somos muy conscientes de la ilusión con la que afrontáis cada año la prueba, lo dentro que lleváis la Carrera de la Mujer, y la desilusión que os ha supuesto que hoy no os hayan dejado correr.

En el comunicado se explican los motivos de la suspensión:

"El año pasado la prueba ya sufrió un cambio de recorrido comunicado apenas 72 horas antes de su celebración. Este año el Ayuntamiento de Sevilla propuso a la organización llevar el evento a la Isla de La Cartuja en un circuito que por las dimensiones de las calles hacía imposible albergar con un mínimo de seguridad a las 14.000 participantes, que igualmente hubieran tenido graves problemas para trasladarse a la salida ante la escasez de transporte público en domingo.
Finalmente por parte del Ayuntamiento, se decidió retornar la Carrera de la Mujer al lugar dónde se celebró desde su primera edición pero sólo este mismo lunes fue comunicada a la organización tal decisión, dándose a esta sólo 48 horas para poder entregar toda la documentación requerida que incluía un plan de autoprotección que nunca había sido solicitado para este evento. Fue preparada y entregada en tiempo récord en el Ayuntamiento, que este mismo jueves estuvo presente en la presentación en la que en ningún momento se refirió a problemas en la organización".

Se devolverá el dinero de las inscripciones

"Queremos dejar muy claro que desde el viernes por la tarde está en poder del Ayuntamiento absolutamente toda la documentación correcta para la celebración del evento. La organización, a pesar del perjuicio económico generado, ha decidido devolver íntegramente el importe de las inscripciones a todas las mujeres. Toda la información para esta devolución será publicada en la web oficial de la prueba".

Finalmente Motorpress Ibérica anunció a través de este comunicado que “se reserva el derecho de emprender todas las acciones jurídicas y legales que estén en su mano para proteger sus derechos y su imagen”. 

Related posts